Para controlar el fuego han arribado brigadas de varias provincias del país (Foto: Bomberos Chubut).

Lo reveló el ministro de la Producción, Sergio Bohe, en declaraciones a la FM El Chubut hace unos minutos. La hipótesis le agrega un dato de preocupación adicional al pavoroso incendio que sigue en pleno desarrollo esta mañana. Paralelamente, el Gobernador, Martín Buzzi, también sostuvo que «parte del incendio que estamos teniendo fue intencional» y agregó que el siniestro «se produjo luego de no menos de 20 intentos anteriores que fueron apagados por los brigadistas». «Hay instrucciones brindadas hacia la Policía para poder llegar hacia los responsables del mismo», destacó el mandatario provincial.

El último parte oficial emitido sobre las 22 de ayer, señalaba que «durante la jornada del miércoles se manifestó el efecto de un centro de alta presión que generó estabilidad atmosférica y la presencia de mucho humo en superficie. Al aumentar la temperatura en horas del medio día se reactivaron los sectores más comprometidos observándose columnas conectivas de gran desarrollo vertical. Se produjeron numerosos focos secundarios y una rápida propagación, dificultando el control en la cabeza del incendio.

La vegetación afectada corresponde a plantaciones de especies exóticas, bosque y matorrales nativos y regeneración de antiguos incendios. Se estima que la superficie supera las 1500 hectáreas.

Se espera actividad por la noche debido a las altas temperaturas (27ºC) y bajos valores de humedad relativa (30 %).

Situación meteorológica esperada para hoy 

De acuerdo al pronóstico del Servicio Meteorológico Nacional la temperatura llegará a 30 grados centígrados y la humedad relativa mínima a 20 % a las 15:00 horas. Los vientos por la mañana serán de 15 a 25 km/h y por la tarde de 20 a 30 km/h del sector oeste. Con estos valores se esperan focos secundarios, rápida propagación, dificultad de control en horas de la tarde.

Operativo de control 

Continúa el operativo de ataque ampliado, habiéndose incorporado más personal en horas del medio día y la tarde. Las brigadas de los Servicios de Manejo del Fuego se abocaron a la construcción de líneas de control con herramientas manuales y equipos de agua. Los Bomberos Voluntarios concentraron su esfuerzo en el resguardo de infraestructura y viviendas. Durante la tarde debió replegarse el personal de los sectores que cobraron mayor actividad, resguardándose en dos zonas seguras, Puerto Patriada y La Cantera. En ese momento sólo se defendieron viviendas y controlaron múltiples focos secundarios. Pasado el periodo de mayor peligro se reanudaron las tareas de construcción de líneas. El incendio aún permanece activo.

Al momento trabajan más de 200 personas en el operativo, y se espera el arribo de refuerzos de las regionales Centro y Pampeana del Plan Nacional de Manejo del Fuego.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here