Comerciantes de la zona, cuestionan la falta de controles que se realiza durante el resto del año.

Este jueves se volvieron a registrar varios «altercados» entre inspectores del municipio acompañados por efectivos de la policía de Mendoza y algunos vendedores ambulantes, ubicados sobre avenida Irigoyen y puntualmente por aquellos ubicados frente a la sede central del Banco Nación. La ordenanza municipal que establece que no se puede ejercer comercio frente a entidades bancarias o financieras y por ese punto se generó el conflicto.

Este jueves, inspectores municipales y vendedores ambulantes fueron protagonistas de un nuevo enfrentamiento por los lugares habilitados para la venta callejera. El conflicto en víspera de Reyes, se generó con mayor intensidad con los vendedores ambulantes apostados frente a la sucursal central del Banco Nación, en la segunda cuadra de avenida Hipólito Irigoyen.

Hasta ese lugar llegó un equipo de inspectores acompañados por efectivos de la Policía de Mendoza para hacer efectiva la ordenanza que establece que no se puede ejercer ningún tipo de comercio frente a entidades bancarias o financieras y ese fue el punto de conflicto ya que una gran cantidad de vendedores ambulantes se apostaron en las veredas del banco para ofrecer todo tipo de productos, teniendo en cuenta que se celebra este viernes la festividad de reyes.

Tras varios minutos de cruces verbales, los vendedores ambulantes comenzaron a desplazarse del lugar que sigue siendo conflictivo puesto que sobre ambas veredas de calle Avellaneda, existen entidades bancarias. De un lado el Banco Nación y del otro el Standar Bank y para este tipo de fechas, los vendedores ambulantes «proliferan» por todos lados aprovechando que la gente adquiere productos, principalmente juguetes y artículos para los niños y plantea un nuevo inconveniente.

Unos argumentan que hay vendedores ambulantes que «tienen comprados» algunos lugares, exhibiendo varios mesones y no permiten que otros vendedores se coloquen en la zona que consideran «propia» y que se encargan de defender incluso bajo amenazas verbales y físicas. La contracara de esto la pregonan los vendedores que dicen que ellos también tienen derecho a poder vender en el lugar y piden que de algún modo, se limite la cantidad de tablones que algunos vendedores colocan en la vía pública.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here