Amanda Simpson, quien en los años 90 fue operada para cambiar de sexo y convertirse en mujer, fue nombrada consultora técnica de la Secretaría de Comercio.

«Como uno de los primeros transexuales en recibir un nombramiento en un cargo federal espero ser seguido por otros cientos y espero que mi nombramiento abra nuevas oportunidades a muchas otras personas», afirmó Simpson en un comunicado.

Simpson, antes de convertirse en mujer, trabajó como piloto de prototipos para la Raytheon luchando para convencer a la compañía, que opera en el campo de defensa, a adoptar normas que protegerían a sus empleados de abusos y discriminaciones basadas sobre la identidad sexual.

En 2005 Simpson, quien tiene 49 años, se postuló sin éxito en las elecciones para una banca de diputada en Arizona. En 2008 fue delegada pro-Hillary en la Convención Demócrata en Denver.

En su cargo en la Secretaría de comercio, Simpson tendrá la tarea de reforzar la seguridad nacional en cuestiones relacionadas al sector de cambios comerciales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here