Uno de los locales allanados durante el operativo (Foto: PF)

Cuatro operativos simultáneos, permitieron rescatar este sábado 11 mujeres obligadas a ejercer la prostitución, entre ellas dos menores. En los allanamientos se detuvo a una mujer y dos hombres.

Efectivos de la Policía Federal y del Centro de Asistencia a la Víctima, que depende del Ministerio de Seguridad, realizaron este sábado cuatro allanamientos en wiskerías y cabarets de Tunuyán, logrando rescatarse a 11 mujeres que eran obligadas a ejercer la prostitución bajo amenazas a sus familias, retención de documentos e incomunicación completa con el mundo exterior.

El operativo en el que participaron cerca de 40 agentes, fue coordinado por la jueza federal Olga Pura de Arrabal que confirmó que el operativo, derivó de una denuncia radicada por una joven que logró escapar de la red de tratas, mujeres que eran engañadas con falsos avisos de trabajo y una vez seleccionada, comenzaba la extorsión hacia ellas por un grupo que trata de ser dilucidado por estas horas.

Además, dos de las mujeres rescatadas, son menores de edad y contaban con documentación falsificada, por lo que la situación de los implicados, se agravaría aún más. Por cuestiones lógicas, las identidades de las mujeres rescatadas no trascendieron, pero se supo que todas provienen de hogares muy humildes de San Juan, La Rioja, Mendoza, además de una mujer de origen brasilero y otra de origen caribeño.

Los proxenetas, las tenían encerradas en habitaciones muy reducidas, en completas condiciones de hacinamiento, de donde solo las sacaban para llevarlas a las habitaciones donde interactuaban con los “clientes”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here