Descartó estatización interventor de Obras Sanitarias

gonzalodavilaGonzalo Dávila habló en «Informe Central» y dijo que»no hay deseos de estatizar ni de continuar con la concesión». El incremento tarifario será mínimo, dijo.uego de que el Gobernador de Mendoza decidiera intervenir la empresa Obras Sanitarias, en una entrevista esta tarde en «Informe Central!, el ingeniero Gonzalo Dávila aclaró que ésta decisión no lleva consigo  efectuar una estatización.

«En este momento la decisión no es estatizar. No hay deseos de estatizar o de continuar con la concesión», dijo el funcionario que ocupará el cargo de gerente general, quien además dio a entender que no habrá despidos.

«La función de gerente general la voy a asumir yo, de ahí para abajo todos van a seguir en sus labores. Todo aquel que cumpla con sus funciones correctamente seguirá trabajando».

Dávila aclaró que la empresa «operativamente no tendría que cambiar nada» y que lo acompañará un «equipo técnico que había trabajado conmigo en el EPAS».

«Estamos por un pedido expreso del gobernador, que quiere un balance desde todos los puntos de vista. Venimos además por otro motivo: tenemos serios motivos para pensar que el servicio público de agua potable está en riesgo», explicó Dávila. «Venimos a tratar de garantizar el servicio».

Reconoció que «algunas instalaciones pueden estar en situación crítica, sabemos que en más de 10 años, un sistema que abastece a la población no se ha mantenido. Desde el ente regulador (EPAS) se toman medidas, se sanciona y se intima a que hagan las acciones.

Indicó que el gobernador Jaque le solicitó un preciso diagnóstico «técnico, operativo, legal y financiero» de la empresa que provee el agua potable a los mendocinos.

El aumento anunciado  coincide con la intervención, «pero son dos cosas paralelas». Y que es una conclusión de un proceso de «variaciones de indicadores económicos».

Explicó que los incrementos para el 50 por ciento de los usuarios «no debería superar los 8 pesos bimestrales», lo que consideró una suma mínima respecto de lo que cualquier persona puede gastar a diario para sus actividades.