Graciela Alfano quedó chocha con lo que hizo el sábado en Cantando 2011. En diálogo conDiarioShow.com, la jurado de Bailando por un Sueño contó lo que sintió y señaló que “fui la chica material que logró un rating impresionante”. Además, dijo que sueña con hacer más producciones.

Personalmente estoy en el aire”, señaló Graciela AlfanoDiarioShow.com sobre cómo está luego del gran musical que protagonizó el sábado en Cantando 2011.

Empecé a disfrutar desde el primer ensayo, cuando escuché la música de Madonna. Cada cosa que se iba produciendo fue una alegría y un mimo a mi vida y a mi carrera. Lejos de ponerme nerviosa, me relajaba y lo disfrutaba cada vez más”, agregó contenta.

Graciela bailó acompañada de 24 bailarines. Salió de una galera gigante. Hubo fuegos en el final de la musical. “La coreografía fue para una diva”, afirmó Alfano y añadió: “Una estrella o diva no debe estar haciendo piruetas o abriéndose de piernas. Debe caminar, respirar, ser ella misma, con glamour y gracia. Debe tener un centro de improvisación donde se le pueden hacer caritas a la cámara y guiños al público«.

Hubo muchos que señalaron que Graciela no era una artista y que no sabía de danza. La respusta de Alfano para todos ellos fue contundente: «Creo que con este musical, le tapé la boca a toda la televisión. Después de la apertura del programa de ShowMatch, mi musical ha sido el mejor producido. El universo que decía lo contrario es muy chico. El público me ha comprado como artista. El artista pone el alma, no una técnica«.

«Fui la chica material que logró un rating impresionante. Le puse el pecho y el cuerpo. En todas las áreas me sentí respaldada. Puse glamour, mi persona. No conté los ochos, conté los puntos de rating«, afirmó Graciela.

«Es el musical que toda vedette querría hacer en un espectáculo. Que toda mujer quiere hacer en su casa. Muchas mujeres se identificaron conmigo y querían salir de la galera como yo«, dijo Alfano, que reconoció que durante todo el baile sólo pensó en una persona, su mamá.

Aunque quedó encantada con su musical, Graciela no piensa en bailar en la pista de ShowMatch. «¿Quién hace de jurado? ¿Encontramos alguien como yo?», afirmó. «Ojalá vengan más musicales. Estoy soñando con un teléfono enorme. Soñar no cuesta nada», agregó.

Por último, Alfano exprimentó por un momento lo que es estar en la pista de baile y someterse a las devoluciones. «Pude ver lo que se siente estar del otro lado y que el jurado vea otra cosa. A lo mejor me pongo un poquito mielsita«, tiró la evaluadora más polémica.

«Sentí que todos, sin dudas, dejan el alma en la pista. A veces uno, desde el jurado, pide y exige más y se olvida que son personas que se sacrifican«, dijo Alfano, que confesó que se pone mala porque su colegas la tratan mal.  «El ala dura no somos Flavio Mendoza y yo. Son Aníbal Pachano y Marcelo Polino«, concluyó.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here