Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos las fuerzas de seguridad mataron a tiros a más de ochenta manifestantes antigubernamentales en el centro de la ciudad de Hama, cuando decenas de miles de personas salieron a las calles tras las oraciones del viernes.

El incidente es de los más graves desde el inicio del levantamiento popular en Siria en marzo pasado, aunque es imposible obtener una confirmación independiente de la cifra de víctimas.

La televisión estatal informa que la multitud les prendió fuego a los edificios públicos y que cerca de 80 agentes de seguridad resultaron heridos.

Los informes también sugieren que las fuerzas gubernamentales abrieron fuego en las ciudades de Homs, Dera y Ezzour Deir. El gobierno sirio dijo que las protestas fueron pequeñas.

El gobierno del presidente Bashar al Asad también ordenó la interrupción del servicio de internet en buena parte del país.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here