Moreau dijo que Ricardo Alfonsín “anda demasiado con Carrió y eso lo contagia”. Y el diputado criticó que se estén “discutiendo cosas ridículas, tonterías”. ¨¿Quién duda de que yo no soy Raúl Alfonsín? Claro que no lo soy», se enojó.

El próximo domingo el radicalismo bonaerense celebrará sus elecciones internas. Pero hoy se vivió un anticipo, a través de las radios, con elevado tono y enojos por parte de sus principales referentes.

Leopoldo Moreau, histórico dirigente radical, criticó duramente a su rival interno Ricardo Alfonsín, al sostener que «el problema de Ricardito es que anda demasiado con (Elisa) Carrió y eso lo contagia».

Esta definición es en virtud de las acusaciones de posible fraude surgidas desde el sector alfonsinista y especificadas por el intendente de Vicente López, Enrique «Japonés» García.

Moreau habló por Radio 10 y señaló que “acá no hay ningún fraude, eso de denunciar antes de una elección es una costumbre de Carrió». Y avanzó sobre el diputado al decir: “Acá no se está definiendo quién es el hijo de Raúl Alfonsín, es obvio que es él, pero uno era Raúl Ricardo y el otro es solo Ricardo”.

La respuesta del hijo mayor del ex Presidente no se hizo esperar. Notablemente enojado, contestó por radio Continental y señaló: “Fíjense el nivel, qué barbaridad. ¿Quién duda de que yo no soy Raúl Alfonsín? Claro que no lo soy», se fastidió.

Y se convenció de que sus rivales internos “están discutiendo cosas ridículas, tonterías, impropias de personas inteligentes”, sentenció el candidato a delegado del Comité Nacional.

Moreau, por el contrario, elogió al Vicepresidente de la Nación al señalar que Julio Cobos «tiene la simpatía de mucha gente e influencia sobre el electorado independiente”. Y que el voto de Cobos por la resolución 125 “pacificó la Argentina en un momento gravísimo”.

Ricardo Alfonsín negó que la elección interna radical sea un enfrentamiento entre «el alfonsinismo y el cobismo». Y que los que “introdujeron la discusión acerca de la candidatura presidencial de 2011, aunque ahora lo nieguen, fueron ellos». «Fueron ellos los que dijeron que acá estaba en juego una interna en la que podía perfilarse los candidatos» porque “apareciendo Cobos en la Provincia de Buenos Aires iba a facilitar la acumulación de fuerzas», indicó.

La influencia de Julio Cobos en las próximas internas es materia de discusión y de especulación, en las mesas de comités y despachos. En el entorno del Vicepresidente dicen que es prescindente de esta elección, que intentó la unidad en primera instancia y al no conseguirla, decidió marginarse y recibir por estos días sólo a dirigentes de su estricta confianza, como Mario Meoni, el intendente de Junín quien lo visita todas las semanas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here