La comparación es de marzo de 2011 contra igual mes de 2010. Hay menos aulas sin clases porque se acorta el plazo para llamar a suplencia. De 300 secciones sin profesor o maestro se bajó a 120.
Según la DGE, el porcentaje de ausentismo docente ha bajado 34% comparando marzo de este año contra igual período del año pasado.

Este mes que marca el inicio de clases, junto con los meses de invierno son los dos períodos pico de ausentismo durante el año, que se repiten en forma histórica.

En marzo del año pasado la DGE dio licencia por enfermedad a 5.930 docentes, mientras que este año el número de licencias otorgadas bajó a 3.905, es decir, 34% menos que en el mismo mes del año anterior. Esta reducción del ausentismo docente impacta directamente en otra cifra sensible.

También ha bajado, según las mismas fuentes, el número de cursos o grados que se quedan sin docentes cuando su titular pide licencia. El sistema prevé el llamado a suplencia para cubrir cargos como alternativa cuando el titular del aula no está. Lo que sucede es que en muchos casos el sistema no tiene la rapidez suficiente para hacer el llamado con la celeridad necesaria para que el alumno no se quede ni un día sin docente. Así, de las 9.000 secciones en que se reparte todo el sistema escolar de Mendoza en promedio a diario hay alrededor de 120 cursos o divisiones que no tienen docente al frente porque el llamado para cubrir el cargo no se hizo a tiempo.

“El número ha bajado en forma significativa porque el promedio de aulas vacías estaba por encima de las 300 y ahora ha bajado a 120”, resaltó el director general de Escuelas, Carlos López Puelles. Esto significa que de un promedio de 3,3% de aulas que se quedaban sin docente ahora el porcentaje se ha bajado al 1,3%.

“Esto es posible porque el sistema se ha hecho cada vez más ágil –destacó el director de Administración de la DGE, Carlos González–. Hoy los supervisores de cada sección tienen la posibilidad de enterarse casi al instante de las novedades porque en sus teléfonos celulares pueden conocer cuándo un docente de su sección pidió licencia. Esto permite acortar los tiempos y hacer el llamado para pedir remplazo con más rapidez”, resaltó González.

“Pero la mejora también es notable porque se atacó el problema de fondo –explica González– se ha mejorado paulatinamente el sistema de control de ausentismo desde que se licitó en el 2009. Antes, cuando estaban en manos de la OSEP, sólo se auditaba el 30% de las licencias que se pedían. Una de las exigencias que se impusieron a la empresa Schweizer, encargada del prestar el servicio, es controlar el 100% de los pedidos de licencia que ingresan al 0800”, aseguró el funcionario.

El sistema se ha ido perfeccionando con el tiempo y se han ido ajustando los controles, destacan en la DGE, aunque también ha generado quejas por parte de los docentes porque no resulta fácil acceder al 0800 y que algún operador atienda lo que obliga a hacer el trámite en forma personal con todas las complicaciones que eso supone.

González adelantó que el próximo paso será comenzar a grabar todos los llamados que ingresan al 0800 para tener registro de los pedidos y evitar reclamos o confusiones que se han presentado en algunas oportunidades.

1 Comentario

  1. ¿Por qué ese sistema no se usa en la provincia de BsAs?, ¡por favor! y ¿por qué no les mandan el médico a la casa a los docentes?
    ¡Alguien que se ocupe de la Educación Pública por favor!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here