La Presidenta dijo por cadena nacional que las deudas se pagarán «con las reservas del Banco Central en el marco de lo que dice la Constitución y la Carta Orgánica» de ese organismo. También cuestionó a los jueces que emitieron fallos contra los decretos que dispusieron el pago de las deudas con reservas de libre disponibilidad: «parecen que están alquilados». Asimismo, se refirió a la nueva composición del Parlamento y al reparto de comisiones al indicar que «es un rejunte político que sólo busca obstruir». Agregó que existen «intentos de destitución evidentes». El video.

Además, denunció “intentos de destitución evidentes por parte de algunos sectores”.

«¿Cómo pueden en media hora decidir que no puede ser presidenta del Central, cuando todos saben que el proponer el cargo es una facultad del Presidente?”, se preguntó en relación al dictamen de la oposición que rechazó ayer la designación de la economista Mercedes Marcó del Pont al frente del Central.

“Se pretende que no paguemos lo que otros han contraído como deudas y se obstruye permanentemente a través de medidas judiciales a través de un verdadero abuso de poder porque los que tienen la obligación de administrar las finanzas no son los jueces, sino la Presidencia”, dijo.

La Presidenta se expresó así durante un acto en casa de Gobierno, en el que lanzó el llamado a licitación para la construcción del tercer tramo del Plan Maestro del Río Salado y el lanzamiento del Plan Federal del Bicentenario de Ganados y Carnes.

La mandataria también se refirió a la última sesión del Senado, desarrollada ayer, en la que se votó a las nuevas autoridades e integrantes de las diferentes comisiones.

“Realmente ayer vimos una foto del pasado argentino, de los que endeudaron en los ‘90 mediante un decreto que aprobó el Plan Brady de 87 mil millones de dólares, mediante un DNU se aprobó el megacanje en el 2001, luego la pesificación asimétrica. Las deudas que esta Presidenta quiere pagar y va a pagar con las reservas del Banco Central, lo hará en el marco de lo que dice la Constitución y la carta orgánica. Quiero asegurarles que los acreedores de la Argentina, van a cobrar sus deudas”, ratificó.

“Yo he sido senadora desde el ’95 y nunca se vio tal avasallamiento de lo que corresponde a cada sector político en el seno de las instituciones. Siempre se respetó a la oposición los lugares que correspondían, e inclusive en el Senado se le reconocían más lugares de los que le correspondían por su proporcionalidad”, agregó.

“Miren que yo he sido minoría, y siempre he aceptado las reglas, pero también se que la República Argentina tienen un régimen presidencialista, no es un cogobierno con la oposición», manifestó Cristina.

La Presidenta también volvió a cuestionar el accionar de algunos jueces. “No voy a permitir que un juez defaultee una deuda, ya lo hizo un Presidente y esto ocasionó gravísimas consecuencias a los argentinos y al erario público”, remarcó.

Además, volvió a negar que el Banco Central tenga total autonomía respecto del Poder Ejecutivo y aseguró que “estoy dispuesta a enfrentar la condena de cualquier juez” cuando termine su mandato, “pero no de la historia”.

“Yo se, como lo saben todos, que tenemos recursos disponibles del patrimonio de la República Argentina, las reservas las tiene el Central, pero no es el Banco Central de la India ni de Uganda, sino de la República Argentina y por esas reservas nos están pagando apenas 0,5% anual. Si yo contrajera empréstitos para pagar la deuda de todos los que hoy se oponen a que paguemos deudas que ellos contrajeron, sería pasible de ser condenada por administración fraudulenta contra los intereses del Estado. Y no lo voy a hacer. Estoy covencida de que estoy actuando en el marco de la Constitución”, sentenció la Presidenta.

“Lo que quieren obligar es que paralicemos las obras en ejecución, que violentemos contratos y dejemos gente en la calle o recurramos al descuento de salarios y jubilaciones como intentaron esta gente en el 2001, haciendo explotar a la Argentina. No lo voy a hacer. Estoy dispuesta a enfrentar la condena de cualquier juez circunstancial, pero no estoy dispuesta a afrontar la condena de la historia, que sería condenar a la Argentina otra vez el endeundamiento, al default”, expresó.

Por otra parte, defendió la designación de Mercedes Marcó del Pont al frente del Banco Central y cuestionó a los legisladores que emitieron un dictamen rechazando el pliego de su designación, por considerar que actúan “por venganza”.

“Por favor hay que bajar el nivel de irracionalidad. Las instituciones no pueden funcionar por actos de venganza. Lo de ayer contra Mercedes Marcó del Pont fue un acto de venganza de la más baja estofa que he visto», indicó.

“Cada vez que el gobierno actúa la economía sube, cada vez que actúa la oposición con ayuda de un juez amigo, la economía baja. Hay que decidir en qué país queremos vivir”, advirtió.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here