Cantos de Vino y Libertad, propone un vestuario único, elegante, detallista. El equipo está a cargo de Leonardo Peralta encargado del Diseño general, Joana Ortega en Diseño de vestuario y Graciela Mancuso Coordinadora general de vestuario.

 

Cientos de trajes se preparan para la Fiesta Central de la Vendimia mendocina.

 

El grupo manifiesta el resultado de la creatividad y el talento joven de parte de Leandro y Joana con el conocimiento a partir de la experiencia en Vendimia de parte de Graciela como bailarina y coreógrafa. Esta mezcla genera un trabajo profesional, detallista y creativo.

Cabe destacar las gestiones que se están llevando a cabo con los Consulados de países latinoamericanos en Mendoza, para conseguir trajes típicos y de esta manera representar de manera auténtica y esplendorosa el vestuario de cada pueblo.

Este equipo a la hora de diseñar el vestuario, tienen en cuenta no sólo los espectadores presentes en el Frank Romero Day sino también las cámaras que estarán registrando este festejo de los mendocinos, es por ello que los diseñadores hacen hincapié en la precisión de las prendas.

 

Decenas de personas trabajan en los talleres de costura.

 

¿De qué se trata el diseño de vestuario para la Vendimia?

-Leonardo: Este año el vestuario trata de ser algo más fino, elegante que en los anteriores. Estamos haciendo vestuarios a medida, nos gusta la precisión en el detalle, no solo a lo grande sino que también sabemos que cámaras que filman muy de cerca. Yo estoy encargado de esa parte, del diseño y la estética en general. Ver que los cuadros tengan coherencia interna y también una coherencia global, equilibrio de colores, que pueden ser asimétricos pero equilibrados. Me interesa que las cosas que se hagan nuevas se hagan con una buena moldería, un buen corte. Hay falencias en lo existente. Todos estamos muy comprometidos con el acabado final, que tenga una cierta estética pero que no deje de tener innovación. Siempre hay que tomar un 70, 80% de lo existente por lo tanto la creación entra en nuevo para tomar algo y modificarlo, resignificarlo.

-Joana: Calculamos hacer más de mil prendas nuevas. Tenemos que usar 80% de traje existente y 20% nuevo, pero el vestuario existente lo modificamos completamente por lo tanto diríamos que hay un 100% de vestuario nuevo. De repente el traje existente se vuelve materia prima para hacer uno completamente distinto.

-Graciela: Lo maravillosos de este trabaja es que te obliga a ser muy hábil en la creación y tenés que ir a contrareloj. Se necesita mucha capacidad. Leo es muy joven pero tiene una capacidad, visualiza la escena y maneja muy bien el tema de los colores, Joana también. Los dos son muy capaces.

 

-Joana: Vilma maneja una estética muy personal, que tiene que ver con el realismo mágico y mucha creatividad.

-Graciela: Yo te diría que de todos los Directores con los que he trabajado en Vendimia, lo que tiene Vilma y que muy pocas personas la tienen es que en la Vendimia siempre hay un cuadro o una escena con esa cuota de magia que la hace única, característica de ella.

¿Han participado de otras vendimias?

-Joana: En realidad los dos participamos de San Martín por primera vez el año pasado, pero en el rubro de vestuario estamos hace tiempo, Leo tiene su propia marca de ropa y yo con el tema de vestuario teatral. Graciela es la que tiene más experiencia en Vendimia, tiene unos 35 años como bailarina, coreógrafa y vestuarista.

¿Cómo definen este equipo de diseño de vestuario que se ha conformado?

-Joana: Justamente este equipo lo resaltamos porque cada uno le aporta algo distinto. Leo es diseñador de indumentaria, tenemos la visión del diseñador, la visión del artista porque los dos somos artistas plásticos, la visión de una coreógrafa  como Graciela que es muy importante a la hora de poner límites teniendo en cuenta la funcionalidad del traje.

-Leo: Graciela también ayuda en otros aspectos. A la hora de respetar ciertas tipologías de vestuario, siempre consultamos con Graciela para saber por ej. si cierto estilo sirve para cuyo, para la samba. Graciela va haciendo la tarea más engorrosa también que es la de los números, tener en cuenta la cantidad de trajes que tenemos que hacer, organigrama, ella es la que organiza todo. Hay tantos artistas con tantos cuadros que se necesita alguien como Graciela para no perderse en los números. Además en el vestuario entran en juego todas las otras áreas, a la hora de diseñar y confeccionar tenemos que tener en cuenta los actores, los coreógrafos, la música, la utilería. Es en definitiva la síntesis de todo.

-Graciela: Se cuentan con 70.000 prendas del vestuario existente en la provincia, este vestuario se presta para escuelas, obras de teatro, vendimias departamentales. Este vestuario es muy importante. Nosotros como equipo estamos buscando que desde el calzado hasta el último detalle en la cabeza sea de excelencia. Queremos establecer que la Vendimia 2010 de Vilma Rúpolo dejó vestuarios para la historia.

 

-Leo: Estamos haciendo trajes de granaderos con moldería original, respetando la tela, con el sable, con todo.

¿Desde cuándo están trabajando?

-Joana: Estamos desde Septiembre con el pre proyecto vendimial. Con las costureras empezamos a trabajar  desde la segunda semana de Enero.

¿Cómo está conformado el equipo completo que conforma el área del vestuario?

Son en total 45 personas entre lavanderas, planchadoras, remalladoras, cortadoras, las costureras, vestuaristas.

¿Cuáles son los lineamientos que la Directora estableció con respecto al vestuario?

-Leo: Como a todos los artistas, a Vilma le cuesta delegar porque es muy abarcativa, ella tiene idea de música, de la ropa y sabe lo que quiere. Visualiza muchas cosas, y como no puede hacer todas ha sabido delegar eligiendo con quien trabajar. Por medio del diálogo e intercambiando ideas surgen cosas muy interesantes. Yo siempre voy y le muestro algo que muchas veces no le gusta porque a Vilma le gusta que la sorprendan, que yo le muestre algo que a ella no se le había ocurrido, es un desafío para todos. Y muchas veces esa sorpresa le encanta.

-Graciela: Yo a Vilma la conozco como persona, ya que hace muchos años estamos en contacto, hemos bailado juntas. Y ya pasás  a hablar de una familia porque por ej. Tito Belot siempre está la Mancuso está, etc. Siempre nos mantenemos. Y bueno creo que ella elige los que trabajan sobre todo por su inteligencia y por su rapidez mental de los cambios, prácticamente en un segundo te cambia una escena. Vilma  es una persona sumamente exquisita, quiere que cada puntada esté en su lugar.

-Joana: Mirá nos pasa que en la parte de vestuario, en la Secretaría de cultura, están sorprendidos porque nos dicen que quien es Director de la Vendimia por lo general van a visitar el área de vestuario  una o dos veces. Vilma va casi todos los días. En una semana va por ej. Tres veces a mirar, a proponer. Ella está presente en todo.

 

¿Cómo es el vestuario del Bicentenario?

-Leo: Tiene la sutileza que puede apreciar el espectador que está al lado del escenario y el espectador  que está en los cerros, expresa el detalle en lo micro y lo macro. Está pensado desde ese punto de vista, siempre muy fino. Yo siempre trato de meter en los distintos cuadros respetando la época, detalles más modernos, que atrae a las nuevas generaciones que se van sumando a esta Vendimia. Entonces es una mezcla, de lo moderno, épico, fantástico.

-Graciela: Con respecto a los colores, vamos a ver mucho color, mucho brillo, celeste y blanco, dorado, plateado. Mucho brillo muchos colores que tienen que ver con el esplendor.

¿Cuáles son las telas que se utilizan generalmente en el vestuario de la Vendimia?

-Leo: El tema económico influye mucho en estos días, antes se usaban telas más interesantes como la gabardina, tafetas. Ahora se usa por ej. acetatos, pero tratamos de en algunas cosas jugarnos por telas un poco más caras. Además lo importante es la aplicación para el diseño adecuado.

-Joana: Por ejemplo tenemos unos vestidos del vestuario existente de tafeta, que son del año 70 y la tela es una babita, entonces los vamos a usar como una base de otros vestidos re importante, entonces los mandamos a lavar y a almidonar. Esto fue toda una novedad porque nunca las lavanderas se habían puesto a almidonar 90 vestidos. Y después de esta tarea quedaron muy bellos, las mismas costureras quedaron admiradas del resultado.

La escenografía será imponente, como fiel reflejo de los festejos del Bicentenario. La utilización de los cerros brindará monumentalidad artística. El juego de brillos y colores  junto a la escenografía se encuentra en pleno proceso de desarrollo.

Leonardo

Estudió Arte en la Facultad. Le quedan pocas materias para recibirse. Mientras estudiaba Arte una Directora de teatro le dio su primer trabajo como Vestuarista para la obra La bella durmiente. A partir de ese momento se dio cuenta que lo que realmente le gustaba era el Diseño de Indumentaria. Estuvo en Nueva York haciendo unas pasantías pagas en una Compañía de moda. Luego estuvo trabajando en Vestuario para teatro. Paralelamente diseñaba vestidos de fiesta. Hoy tiene su propia marca de ropa.

 

Joana

Está por recibirse de la Licenciatura en Profesorado de la Facultad de Arte. Ha dado clases de artes plásticas en escuelas. Hace 4 años trabaja en Vestuario para teatro mendocino. Colabora en las creaciones que lleva a cabo Leonardo Peralta con su marca propia de vestuario.

 

Graciela

Entró a los 17 años al Ballet de la capital. Luego se fue a Buenos Aires e ingresó en la Escuela Nacional de Danzas. Paralelamente a esto,  estudió Educación para Escuela primaria. No contenta con todos estos conocimientos hizo un Profesorado de música. En su vida ha indagado en idiomas, en filosofía espiritual, esoterismo. Hace 25 años trabaja en Cultura de Godoy Cruz como Profesora de Danzas. Ha tenido su experiencia haciendo espectáculos propios y vendimias propias. En Vendimia lleva 30 años de experiencia como bailarina, coreógrafa y en vestuario.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here