Momento tras la caída del proyectil en el pueblo turco de Akçakale

Las fuerzas armadas de Turquía han bombardeado objetivos dentro de Siria en represalia por un obús lanzado desde el país árabe que mató a cinco personas en un pueblo turco cercano a la frontera.

 

«Nuestras Fuerzas Armadas, siguiendo las reglas de conflicto, han bombardeado objetivos en Siria, tras determinar mediante el radar desde donde dispararon», asegura un comunicado de la oficina del primer ministro de Turquía.

Los embajadores permanentes ante la OTAN se reunieron en Bruselas tras el ataque del Ejército turco contra objetivos en Siria, informaron diplomáticos. La reunión se basa en el artículo cuarto del Tratado de la OTAN, que prevé consultas cuando uno de los miembros ve vulnerada su integridad.

Antes de hacer pública esta información, el viceprimer ministro turco, Bülent Arinç aseguró en una declaración recogida por el diario turco ‘Hürriyet’, que la acción en suelo turco «exige una represalia según el derecho internacional. Es la gota que colma el vaso y aplicaremos represalias».

«Las disposiciones de la OTAN son muy claras y determinan que todos los países miembros tienen la responsabilidad de responder cuando uno de ellos es agredido», recordó Arinç.

«Cuando nuestros ciudadanos pierden la vida y nuestro territorio es atacado, desde luego protegeremos nuestros derechos», prometió el viceprimer ministro, según informa la agencia semipública Anadolu.

El artículo 5 del Tratado de la Organización del Tratado del Atlántico Norte prevé la defensa colectiva ante un ataque contra uno de sus miembros.

La OTAN, que el pasado año intervino durante meses en Libia, ha tratado hasta ahora de mantenerse al margen del conflicto sirio.

Un proyectil disparado durante los combates entre rebeldes sirios y tropas regulares alrededor del puesto fronterizo de Tel Abyad causó hoy cinco muertos y trece heridos, dos de ellos graves, en el pueblo turco de Akçakale. El viernes ya cayó un primer obús en el pueblo y destrozó una casa, pero sin causar víctimas.

El primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, ha cancelado su programa previsto para hoy y ha convocado una reunión de crisis en su gabinete, con el ministro de Exteriores, Ahmet Davutoglu, y el jefe del Estado Mayor.

Davutoglu, por su parte, ha conversado por teléfono con Anders Fogh Rasmussen, el secretario general de la OTAN, y con Lakhdar Brahimi, el representante para Siria de Naciones Unidas y la Liga Árabe, según informa la emisora CNNTürk.

El pasado junio Turquía ya amenazó con usar la fuerza contra Siria después de que las fuerzas antiaéreas del país árabe derribaran uno de sus cazabombarderos cerca de su costa.

Turquía acoge en 13 campamentos a 93.576 refugiados sirios que han huido de su país por el conflicto, según datos del Naciones Unidas, entre ellos a altos oficiales desertores que se han unido al Ejercito Libre de Siria.

Agencia EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here