En las semis de Roland Garros, el suizo venció por 7-6, 6-3, 3-6 y 7-6 a Novak Djokovic y le quebró el invicto de la temporada al serbio. Ahora jugará la final en París ante Rafael Nadal, que aplastó a 6-4, 7-5 y 6-4 al escocés Andy Murray.

Roger Federer se supera día a día. Sus ambiciones no tienen límites y lo dejó bien en claro en Roland Garros. El suizo tenía una parada casi imposible ante el invencible Novak Djokovic y superó la barrera con éxito. El oriundo de Basilea festejó el 7-6, 6-3, 3-6 y 7-6 y se encontrará ne la final con Rafael Nadal.

Más temprano, el español había hecho su parte en París. Con autoridad, le ganó por 6-4, 7-5 y 6-4 al escocés Andy Murray e hizo todo lo que estaba a su alcance para mantener el liderazgo en el ranking mundial.

A su vez, Federer le dio una gran mano. No sólo le quitó el invicto de esta temporada al serbio sino que le impedió arrebatale el Nº 1 al español. Djokovic no perdía desde el 27 de noviembre de 2010, cuando justamente el suizo lo derrotó en las semifinales del Masters de Londres. A su vez, el balcánico tampoco pudo igualar el mejor comienzo de estación que estableció el estadounidense John McEnroe en 1984, con 42 éxitos hasta hasta que cayó el checo Ivan Lendl.

De esta forma, París se vestirá de gala para la gran final. Federer y Nadal volverán a ser los protagonistas del torneo más relevante en polvo de ladrillo. Este domingo, el de Basilea buscará seguir recuperando territorio mientras que el mallorquín necesitará otro triunfo para consolidarse en la cima.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here