El nacionalista Ollanta Humala y la conservadora Keiko Fujimori, cerraron anoche sus campañas para el balotaje presidencial del domingo en Perú con discursos en los que repitieron casi calcados sus promesas y sus ataques de los últimos días.

Con una hora de diferencia y a sólo dos kilómetros de distancia, ambos postulantes también pusieron sobre los escenarios el apoyo que fueron capaces de recolectar entre la casi mitad de la población que no votó por ninguno de ellos en la primera vuelta.

Como nunca antes en la campaña, la presencia de candidatos presidenciales eliminados en el primer turno y de celebridades locales del espectáculo y el deporte fue prácticamente la última apuesta de los candidatos para tratar de imponerse en la elección que, a priori, es la más reñida de la historia peruana.

“Hago un llamado a la tranquilidad y a llevar estos últimos días con mucha paz; esta competencia está bastante pareja, pero es importante asegurar el futuro de nuestro país y estoy convencida de que vamos a ganar las elecciones”, dijo Fujimori en el discurso que pronunció durante su acto, en el Paseo Colón.

La candidata del partido Fuerza 2011 señaló que su adversario “no tiene las cosas claras y eso genera desconfianza”, sostuvo que le “preocupa la relación de Humala con (el presidente de Venezuela) Hugo Chávez” y aseguró que el líder nacionalista “ha recibido financiamiento” de parte del mandatario venezolano.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here