El entrenador de Vélez, Ricardo Gareca, habló luego de la derrota ante Peñarol y quedar afuera de la Copa Libertadores. «Ahora nos queda el camino despejado y vamos a buscar el otro objetivo que es el campeonato», remarcó el Tigre.

«No estoy golpeado, no hay que lamentarse y buscar el campeonato», sintetizó el entrenador de Vélez, Ricardo Gareca, poco después de consumada la eliminación en las semifinales de la Copa, pese a la victoria por 2-1 ante Peñarol en el Estadio José Amalfitani.

El gol que lograron los aurinegros en el juego de ida en el Centenario, cuando se impusieron 1-0, terminó siendo clave para esta definición, que por lo pronto privó a los fortineros de alcanzar una doble corona en cuestión de días, ya que peleaban en los dos frentes, y ahora sólo les queda por delante defender en la tres fechas que restan el liderazgo que conservan en la competencia doméstica.

«Esta vez no se nos dio, Peñarol es un gran equipo y creo que estuvimos a tiro. Tengo que felicitar a los muchachos por lo que hicieron en este partido y por la Copa que hicieron. Ahora nos queda el camino despejado y vamos a buscar el otro objetivo que es el campeonato», remarcó el Tigre.

«No pudimos, estuvimos a tiro, le dije a los muchachos que tienen que estar tranquilos y que todavía tenemos mucho por jugar. Me queda la sensación de haber estado ahí nomás, no tuvimos liga y ahora hay que seguir. Tenemos dos días para recuperarnos y jugar por el campeonato», insistió Gareca, con la intención de hacer el duelo lo más rápido posible para al menos lograr uno de los títulos que pretendían, ya que en el Clausura falta poco y dependen fundamentalmente de sus propios resultados.

El director técnico continúo con la mirada positiva: «Hay que agradecer a la gente que vino y que demostró lo que es Vélez a nivel sudamericano cuando está en instancias así».

Respecto de este desquite ante los uruguayos, Gareca, comentó: «No tuvimos un buen comienzo, ellos se acomodaron mejor en el arranque y en el gol nos agarraron mal parados, pero tengo más cosas para resaltar que para criticar».

En cuanto a la escena clave de esta revancha, el penal que malogró Santiago Silva y le hubiera dado el boleto soñado a Vélez, en momentos en que el juego ya estaba 2-1, Gareca por supuesto que salió en defensa de su artillero: «En el penal Santiago justo se resbala, pero ya está, hay que dar la vuelta de página rápido y ahora nos queda algo tan importante para nosotros y para esta institución que es pelear el campeonato argentino».

El comandante también destacó el valor que tiene haberse ubicado entre los cuatro mejores equipos de la Copa. «Nosotros cumplimos el objetivo que nos habíamos propuesto, que era llegar a semifinales, estar entre los cuatro mejores del continente. Si no llegábamos a esta instancia iba a ser un fracaso. Creo que hicimos una buena Copa igual», evaluó Gareca, pese a la eliminación que los dejará sin la oportunidad de buscar el título internacional ante Santos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here