Leonardo Fariña, el empresario financiero de 25 años que enamoró y se casó con Karina Jelinek en tiempo , quiere llevar a  el próximo . Así lo dicen sus allegados (que cada vez se distancian más de él) y también queda en evidencia con las compras que realiza.

Por ejemplo, hace un mes y medio obsequió a Jelinek, de 28 años, un collar que está valuado en 3 millones de dólares. Pero el empresario -quien hasta hace seis meses vivía en El Fortín, un barrio de clase media baja de La Plata- nunca pasó a  la alhaja, ni pagó por ella, y tal parece que reincidió en su hábito de «compras truchas».

Fariña habría adquirido un  por 400 mil dólares que, extrañamente, habría pagado en efectivo, según el  Muy. Al parecer, al «señor Jelinek» le cuesta menos  cancelar sus  con papel que con la tarjeta de crédito, ya que según trascendió tuvo que regresar de su  a Miami por falta de cash.

Pero el  es suyo porque lo pagó billete sobre billete. Sin embargo, el flamante marido de Jelinek no lo habría puesto a su nombre, y todavía no lo habría declarado en la AFIP.

¿Por qué la demora?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here