Al menos dos tornados causaron hoy serios estragos en el condado de Dallas-Fort Worth, Texas, al causar el derrumbe de techos, cortes en las líneas eléctricas y lanzando remolques por los aires como si fueran juguetes.

 

Hasta el momento no se han reportado víctimas.

 

El Servicio Meteorológico Nacional dio cuenta de «daños considerables» al sur de la urbe tejana, mientras que la televisión local mostró imágenes de remolques volcados y aplastados en algunas zonas.

 

Obviamente, tendremos que hacer una evaluación más exhaustiva sobre esta situación, señaló la portavoz del condado de Dallas, María Arita.

 

Los vuelos en el aeropuerto Internacional Dallas-Fort Worth se retrasaron por espacio de casi tres horas.

 

El portavoz de la policía de la urbe, Sherri Jeffrey, informó que las tormentas causaron daños dentro de los límites de la ciudad, con granizos hasta del tamaño de pelotas de béisbol, indicó el servicio meteorológico.

 

Ante condiciones en la atmósfera propicias para su formación, el Observatorio Nacional mantiene el estado de alerta en unos 33 condados del centro, norte y el noreste de Texas.

 

La aparición de tornados está directamente relacionada con el choque de masas de aire de distintas características, cuando interactúa el frío polar proveniente de Canadá con el cálido aire tropical del Golfo de México.

 

Estadísticamente, los tornados son más frecuentes entre los meses de abril y septiembre, lo que popularmente se conoce como temporada de tornados.

 

En el caso de Estados Unidos, los registros meteorológicos concluyen que estos son mucho más habituales en la zona de las Grandes Llanuras comprendidas entre las Montañas Rocosas y los Apalaches.

 

Texas es, estadísticamente, el estado con mayor número de tornados y muertes causados por estos de toda la Unión.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here