Las fiestas en limusina son un clásico en EEUU, un desenfreno de unas pocas horas, regadas de alcohol y música muy alta. Generalmente unas veinte personas se juntan en un Lincoln Town Car, o si hay problemas de espacio en un Hummer o un Cadillac Escalade extralargo. Sin embargo, puede haber personas que prefieran algo más exclusivo y aún más excesivo y decadente: un camión blindado – similar al de los bancos – convertido en limusina. “The Armored Limo Service” alquila su modelo básico desde unos 250 dólares a la hora.

Los vehículos que manejan – manufacturados por Armor Horse – son los Vault XXL2 y XXL4. Ambos están basados en chasis comerciales de International Trucks, concretamente los modelos Diamond 7300. Tienen un nivel de protección balística y contra explosiones muy elevado, una de los principales argumentos de venta del servicio, apelando a la supuesta inseguridad de las calles. Shaquille O’Neil y Terrell Owens han sido usuarios de estas mega-limusinas, personalidades públicas en busca de seguridad y ostentación a partes iguales.

El modelo XXL4 mide cerca de 15 metros de largo y puede albergar en su interior hasta 28 personas cómodamente. Tapizado en cuero y con diferentes ambientes, es curiosa la separación en altura entre los VIP y el “populacho”, con asientos a diferentes niveles. Entre las amenidades, un sistema de sonido surround con muchos amplificadores y muchos watios, luces estroboscópicas y – lo más curioso – una barra que emerge del techo, ideada para los pole dancing que solo se podrían conseguir en clubs de striptease.

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here