Los argentinos tuvieron la gran alegría de la jornada del Rally Dakar en la categoría cuatriciclos, donde Pablo Copetti, Marcos Patronelli y Tomás Maffei coparon el podio de la tercera etapa, desarrollada entre San Rafael (Mendoza) y San Juan.

 

La etapa de este martes del Dakar Argentina-Chile-Perú consagró a nuevos ganadores en las tres categorías principales del rally, en la que sobresalieron los argentinos en cuatris con Copetti (Yamaha), Marcos Patronelli (Yamaha) y Maffei (Yamaha).

 

En autos el vencedor fue el español Nani Roma (MINI) y en motos, el francés Cyril Despres (KTM) se impuso a última hora, ya que aprovechó un error de navegación del actual campeón, el catalán Marc Coma (KTM), y no sólo le arrebató la etapa sino también la clasificación general.

 

Pero la recompensa del día fue para Copetti, quien luego de la penalización de cuatro horas que le impusieron los comisarios deportivos por no terminar la etapa y los 15 minutos de este martes por el cambio de motor, pensó que se terminaba su Dakar.

 

El piloto había expresado el lunes su “amargura” pero dejó en claro que no iba a bajar los brazos. “Vamos a seguir adelante, vamos a dar todo y a recuperarnos», dijo.

 

Copetti, quien dedicó el triunfo a Jorge Matínez Boero, fallecido tras caerse con su moto en la primera etapa entre Mar del Plata y Santa Rosa, tiene más de un motivo para seguir en carrera tras la desazón de este lunes.

 

El piloto integra la iniciativa “Dakar Solidario”, en el que participan cinco empresas que cada vez que completa una etapa y suma más kilómetros, destinan dinero y víveres a comedores escolares.

 

“Ayer me sentía fuera del Dakar, es una alegría enorme que va más allá de la parte deportiva”, señaló Copetti, que llegó a este rally con el objetivo de superar el quinto puesto del año pasado.

 

Ese ímpetu le bastó para arrebatarle al menor de los Patronelli el primer puesto por 5m36s, incluso cuando Marcos ya había llegado al campamento y figuraba en la clasificación como el ganador de la etapa. Tomás Maffei completó el 1-2-3 enteramente argentino.

 

La general de cuatriciclos está ahora liderada por Alejandro Patronelli, segundo quedó Marcos a 55s y tercero Maffei, a 2m41.

 

Una vez más el calor extenuante, que superó los 40 grados, jugó un rol fundamental en la carrera, ya que los 270 kilómetros de especial que debieron sortear las motos y cuatriciclos incrementó el cansancio de los pilotos y fue en contra de la concentración.

 

Eso es algo que sufrió en carne propia el catalán Marc Coma (KTM), quien sobre el final de la prueba erró el camino y perdió más de ocho segundos y con ello la clasificación general en motos.

 

Despres, que venía algo complicado, aprovechó el error de su compañero de equipo y saboreó su primera victoria en este Dakar y relegó al catalán en la clasificación general por 10m21s.

 

“Fueron 270 kilómetros, duro a nivel físico y el camino estaba muy complicado. Una piedra me hizo perder el freno trasero y en el camino de carrera el agua de los ríos nos provocó una gran dificultad”, sostuvo el galo con poco ánimo de festejo, exhausto.

 

Una vez más, el pinamarense Javier Pizzolito (Honda) consiguió la mejor posición argentina en las dos ruedas al finalizar 16º, lo que lo ubica en noveno en la general, a 27m21s del líder.

 

BMW consiguió su segunda victoria en autos con los MINI aunque esta vez le tocó al español Nani Roma, quien relegó a su compañero Krzysztof Holowczyc por 1m09s y al qatarí Nasser Al Attiyah (Hummer), el ganador del lunes, por 1m29s.

 

Pero el gran perdedor del día fue el francés Stephane Peterhansel (también con MINI), quien tras llegar a liderar un tramo de la especial terminó séptimo, a 6m23s del ganador, y con ese retraso perdió el primer lugar en la general para caer al quinto puesto.

 

El francés, nueve veces ganador del Dakar, parece no tener suerte en Sudamérica y tal como ocurrió en la edición pasada, cuando venía peleando la punta y los pinchazos lo complicaron, esta vez fueron dos, el primero provocado por un trozo de madera y el segundo por el exceso de aire que le puso a la nueva cubierta.

 

Entre los argentinos, Orly Terranova (Hilux) fue el mejor clasificado con un sexto lugar, luego de los problemas que tuvo con la tracción delantera y que lo dejaron 40º en la etapa.

 

El grupo se completó con el mendocino Lucio Alvarez (Toyota), 12º; Lino Sisterna 22º; Norberto Fontana (AMAROK) 45º; Juan Manuel Silva (AMAROK) 57º; y Marcos Di Palma (Toyota) 68º. La general en autos la lidera Holowczyc, segundo está Robby Gordon (Hummer) a 54s, y tercero Giniel De Villers (Hillux) a 1m40s.

 

El italiano Miki Biasion (IVECO) fue el nuevo ganador en camiones, segundo terminó el ruso Arthur Ardavichus (Kamaz) y tercero, su compatriota Andrey Karginov (Kamaz), en un podio totalmente renovado para la categoría.

 

La cuarta etapa del Dakar se correrá mañana entre San Juan y Chilecito (La Rioja), en un recorrido total que tendrá 750 kilómetros, de los cuales 326 serán cronometrados.

 

La primera moto ingresará a la zona de carrera a las 9.45, el primer auto a las 11.31 y el primer camión lo hará a las 14.47.

 

Hasta el momento, el Rally Dakar 2012 recorrió 2.100 de los 8.336 kilómetros, que completará el 15 de enero cuando llegue a Lima, Perú, previo paso por Chile.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here