Fingió convulsiones para que no le siguieran pegando durante un asalto

Sucedió durante una entradera a una vivienda en Guaymallén, ante lo cual los delincuentes le gritaban ¡te estás muriendo, viejo hijo de puta!.

Un mendocino de 78 años, fue víctima de una violenta entradera por parte de dos delincuentes, que ingresaron a su vivienda y comenzaron a golpearlo salvajemente cuando la víctima intentó prestar resistencia a ser asaltado.

El hecho se registró en la tarde de este martes, en una vivienda de calle Urquiza, cuando Hugo Sosa se disponía a salir de su casa, cuando fue sorprendido por un delincuente que a punta de pistola lo obligo a reingresar a su propiedad, tras lo cual, también ingresó un cómplice.

Ya en el interior, como los delincuentes comenzaron a agredir a su mujer de 82 años, a la que golpearon, arañaron e incluso le pusieron un revólver en la boca, el hombre intentó oponer resistencia, ante lo cual, los malvivientes comenzaron a golpearlo incluso con la culata de las armas.

Como la saña con que los delincuentes lo golpeaban aumentaba, el hombre decidió fingir un ataque de convulsión. La respuesta de los delincuentes fue la burla y la expresión: ¡te estás muriendo, viejo hijo de puta!.

Lejos de siquiera intentar asistencia, los ladrones siguieron buscando valores, alzándose con los ahorros de la pareja que ascendían a 200 mil pesos, junto a algunas joyas de oro que eran herencia de familia.

Foto: Gentileza Diario Uno