Aunque pretendía trasladarse junto a Rentas, en el edificio no hay lugar para albergar a los dos organismos.

Así está el mobiliario de Catastro en las oficinas de Rentas.
Así está el mobiliario de Catastro en las oficinas de Rentas.

El malestar de escribanos, agrimensores, abogados y corredores inmobiliarios que prácticamente han tenido que paralizar su trabajo ante la imposibilidad de acceder a la información y las presentaciones ante el organismo, teniendo en cuenta que hay plazos legales que deben cumplirse, pero ante esta situación y sin fecha cierta de reapertura de Catastro, muchos trámites perderán el plazo legal que tienen para ser presentados.

«Hubo desinformación y mucha desorganización porque si sabían que se iban a mudar cómo no acondicionaron un lugar para que no se resienta la atención al público», señaló Mauro Jaliff, Delegado Zona Sur del Colegio de Escribanos.

Si bien las autoridades de Catastro iniciaron la búsqueda de un nuevo edificio ante la falta de acuerdo con los propietarios del inmueble que ocupaba el organismo en la primera cuadra de calle Gutiérrez, no pudo cerrarse ningún acuerdo por lo que el director de Catastro ordenó el traslado a las dependencias de Rentas ubicada sobre avenida Irigoyen, donde no hay espacio físico para albergar a los dos organismos.

«Necesitamos una solución urgente porque muchas operaciones están trabadas por una errónea decisión que nos ha perjudicado a muchos», agregó Jaliff.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here