El nuevo titular de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual dijo que «de acá al 7 de diciembre hay que trabajar con todos los actores que tiene el proceso de comunicación audiovisual»

Además, añadió que «los que queden afuera, ese día pasan a estar fuera de la ley, y la AFSCA tendrá que actuar para dar cumplimiento a la norma».

El ex intendente de Morón planteó la necesidad de «debatir con la sociedad la importancia de esta herramienta que nos permite que pueda haber una libertad plena de expresión», y que para ello se propone reunirse de inmediato con la Coalición por una Radiodifusión Democrática y los gremios del sector.

En diálogo exclusivo con Télam, Sabbatella indicó que «la ley (de Servicios de Comunicación Audiovisual) está profundamente comprometida con la libertad de expresión, con la diversidad y la pluralidad, y viene a hacer que se escuchen todas las voces, las que nos gustan y las que no nos gustan, todas. Y que se enriquezca nuestra democracia con esa diversidad».

«Vamos a trabajar fuertemente con todos los actores para que se cumpla la ley. En definitiva, el mandato de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner es hacer cumplir la ley y que no haya privilegios ni excepciones para nadie», remarcó.

«Es una ley votada por el Parlamento nacional después de muchos años de debate, discusiones, de mucha participación, consensuada por una gran mayoría en ambas cámaras, y que está vigente hará 3 años ahora, el 10 de octubre», recordó tras ser puesto en funciones ayer.

Sabbatella asegura que la ley «fue frenada por distintos intereses y a partir de este momento, en que se plantea el 7 de diciembre como fecha máxima para la adecuación, podemos ponerla en vigencia plenamente».

«El mandato de la Presidenta -indicó- es que todos los actores del servicio de comunicación audiovisual estén en regla. Y ese será nuestro trabajo: que no haya tendencias monopólicas, concentración mediática ni posiciones dominantes».

El titular del AFSCA consideró para que no haya concentración, la ley lo que obliga es que nadie pueda tener más del 35 por ciento del mercado, además de la cantidad de licencias, que hacen a cómo se conforma ese 35 por ciento.

«Tenemos plazo hasta el 7 de diciembre para que todos actores y los grupos económicos, personas jurídicas o físicas, todos aquellos que están vinculados a los servicios de comunicación audiovisuales, junto con el AFSCA trabajemos rápidamente para que todos estén dentro de la ley», indicó.

Sabbatella -quien pidió licencia como diputado nacional para ejercer su actual cargo- consideró que el fallo de la Corte «es clarísimo» cuando fija que «el 7 de diciembre es la fecha tope, todos los actores tienen que estar en proceso de adecuación antes del 7 de diciembre».

«Después de esa fecha, los que no hayan entrado en el proceso de adecuación estarían incumpliendo la ley y con los plazos vencidos», resaltó.

«Nos parece una obviedad tener que explicar que la ley es para todos», remarcó, en su despacho cercano al Congreso de la Nación.

Consultado sobre qué implica «profundizar el cumplimiento de la ley», respondió que «en primer lugar, lograr que no haya concentración mediática ni posiciones dominantes, que haya pluralidad de la palabra para que haya diversidad, y esto se explica no solamente en la cantidad de licencias que se pueden tener, sino también en los actores».

«La ley -añadió- explica con claridad el porcentaje (de frecuencias) para las organizaciones populares sin fines de lucro, para el Estado y para las empresas con fines de lucro. En esa pluralidad están contenidas las voces que durante mucho tiempo no tuvieron lugar».

Destacó que detrás de la ley «hay una historia de militancia, de muchos hombres comprometidos con la circulación de la palabra, del Gobierno y de quienes han trabajado en el AFSCA antes de la llegada nuestra, porque la historia no empieza cuando uno llega».

Sabbatella consideró «fundamental» el papel de la sociedad civil y de la Coalición para una Radiodifusión Democrática en la aplicación de la ley.

Afirmó que su voluntad es reunirse esta misma semana con la Coalición y con los gremios que nuclean a los trabajadores del sector y «con todos los que han trabajado enormemente para que esto se logre, comprometidos con la democratización de la palabra, que fueron pioneros en este debate».

«Hay que trabajar juntos con esas organizaciones vitales. Creo que tenemos que debatir con la sociedad la importancia de esta herramienta que nos permite que pueda haber una libertad plena de expresión, y que con eso nuestra democracia pueda seguir avanzando», indicó para resaltar la necesidad de convocar a todos los actores a participar de la implementación de la ley.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here