El secretario general de ATE, Pablo Micheli, se adjudicó el triunfo antes de difundirse los resultados oficiales.

Las cifras finales del escrutinio provisiorio de votos en la elección de la CTA dieron la victoria al candidato antikirchnerista Pablo Micheli, aunque ese resultado aún no quedó firme debido a que existen impugnaciones presentadas por Hugo Yasky en varios distritos.

El estatal Micheli se impuso por un margen de casi siete puntos porcentuales (18 mil votos) sobre Yasky, pero la Junta Electoral Nacional de la CTA aún debe expedirse sobre las anulaciones de los comicios en mesas de diez provincias que presentó el actual titular de la central disidente, quien pretende que se repitan los comicios en esos distritos.

La Lista 1 «Germán Abdala», que lideró Micheli, obtuvo 131.436 votos, lo que representaba el 48,75 por ciento del total; mientras que la Lista 10 «CTA de los Trabajadores», de Yasky, reunió 113.187, lo que representó el 41,89 por ciento de los sufragios.

La diferencia entre ambas listas fue de cerca de 18.400 votos y en total se escrutaron 265.569 votos, aunque la información sobre los resultados en las 24 provincias se terminó de publicar recién a las 3.00 de la madrugada de este viernes, ocho días después de haberse realizado los comicios.

Tras la difusión de los resultados que lo dan ganador, Micheli volvió a presionar para asumir su cargo al frente de la central, ya que el mandato de Yasky terminó este jueves, y iones consideró que el docente está «usurpando su lugar», pero su rival pidió extenderlo automáticamente.

Se espera que el prolongado conflicto sobre el resultado de los comicios de la central se resuelva de forma definitiva dentro de unos seis o siete días, cuando el Comité Arbitral dé su veredicto sobre los planteos formulados por Yasky sobre un presunto fraude en determinados distritos.

«Todos estos días fueron una simulación de escrutinio para terminar convalidando las planillas del candidato de la Lista 1 (Micheli) y hacer coincidir el anuncio con el vencimiento del mandato de la actual conducción», se quejó Yasky mediante un comunicado.

El titular de la CTA presentó días atrás las impugnaciones en varias provincias ante la Junta Electoral, pero terminará apelando lo que este cuerpo decida, ya que prevé que algunos de sus planteos serán denegados debido a existe mayoría de representantes que responden a Micheli.

Además criticó a este órgano y dijo que «lo único que ha hecho hasta ahora es demorar 8 días, en un recuento a cuentagotas, para dibujar números iguales a los que Pablo Micheli mostró a la prensa apenas horas después de finalizados los comicios».

La apelación será ante el Comité Arbitral -que integran cinco abogados de renombre elegidos en acuerdo por ambas listas- y tanto Yasky como Micheli anticiparon que acatarán los resultados que ese cuerpo colegiado determine.

Las impugnaciones de Yasky corresponden a las provincias de Santiago del Estero, Chaco, Catamarca, Mendoza, Misiones, Jujuy, Tucumán y Salta.

También impugnó los resultados en mesas locales de las provincias de Córdoba (San Francisco, Traslasierra y Córdoba) y Buenos Aires (Avellaneda, La Matanza, Florencio Varela, Berazategui, Cañuelas, Morón, General Pueyrredón, Trenque Lauquen y San Martín).

Por su parte la lista de Micheli también presentó impugnaciones, aunque solamente en algunas mesas de las ciudades de Santa Fe y La Costa, de esa provincia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here