Por Raúl Tabanera. En el predio de la Rural, apropiado por migajas durante el Menemato, su presidente Héctor Biolcatti, rodeado de lo “mejor” de la oligarquía nativa y de algunos pseudoperonistas, que como los definía Evita, llevan  el oligarca adentro como Eduardo Duhalde, su esposa, el colombiano De Narvaez, Patricia Bullrich, Mauricio Macri, utilizó el acto de apertura de una nueva Exposición anual para lanzar una proclama golpista, desestabilizadora, colonial, clasista, corporativa y insultante no sólo hacia el gobierno nacional sino a todo el pueblo argentino, al mostrarse como los salvadores de la patria, y denostando contra los argentinos a los que calificó de prisioneros y esclavos de los políticos (por supuesto excluyendo a quienes compartían el palco) como si no existiera en la comunidad una conciencia política de la historia nacional de la que también en pocas palabras, el arriero anti K dio la versión que tienen los antipatrias al reivindicar el período mas nefasto del estos doscientos años como lo fueron las primeras décadas del siglo XX y catalogando de vacias y pobres  a las décadas donde el movimiento nacional tomó en sus manos la conducción de la Nación llevándola a tiempos de justicia social, independencia económica y soberanía política.

Sin duda que el palco del sábado y la foto de hace unos días clarifica a todas luces en que campo de esta larga lucha por la independencia y la soberanía están cada uno de los dirigentes que deben conducir al pueblo argentino en los próximos años. Como nos enseñaba el general Perón, si ladran como perros, se mueven como perros, son perros aunque quieran aparecer como leones y esto el pueblo lo sabe y hará sonar su escarmiento en el 2011 año hasta el que llegará con mucha fuerza el olor a bosta que saturaba la Rural en estos días.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here