Laura Istok, Directora Escuela EBIMA de San Rafael.

Frente a las situaciones de violencia que se vienen repitiendo casi diariamente, los directivos de la escuela EBIMA, han generado una especie de taller de conducta, elaborando con el alumnado un protocolo de conducta con el objetivo de evitar incidentes como el denunciado.

Tal como fue denunciado por ALSURinforma.com, las situaciones de provocación e incitación a la violencia que vienen padeciendo con mayor frecuencia los alumnos de la Escuela EBIMA, desde la institución se trazado un objetivo que busca minimizar y evitar el impacto negativo de la conducta de algunos adolescentes: “La escuela EBIMA, es uno de los establecimientos más importantes y con una amplia trayectoria y prestigio en San Rafael. Frente a estos comportamientos pocos saludables, yo no solo como directora y profesora de la escuela, sino como madre y ciudadana de San Rafael rescato la trayectoria de esta escuela en la formación en valores, habiendo sido incluso galardonada por Presidencia de la Nación, por su aprendizaje en servicio y la tarea solidaria que realizan las alumnas que hace a la integridad humana del alumno”, puntualizó Laura Istok, directora del establecimiento.

“Desde el inicio del año, hemos observado la “guerra de los buzos” entre los quintos años. Los buzos se fueron instalando con un fin comercial lucrativo y que no tiene nada que ver con las escuelas, donde hay gente que está interesada en la euforia que viven los chicos de 5º año en esta despedida y durante los últimos años, se ha ido desplegando ciertas conductas que no son buenas para los chicos, que se alienta desde un grupo de adultos que busca un fin comercial”.

Manifestación de alumnos de la ENET 2 frente a la escuela EBIMA.

“En algunos casos, lo que nosotros hemos observado con la presentación de los buzos, es hacer una especie de ritual, con coreografías y demás, cosa que podíamos controlar, pero que se fue extralimitando con las ratas colectivas para armar esto de los buzos, hecho que muchas veces tiene el consentimiento de los padres que saben que sus hijas o hijos no entran a la escuela. Lo que no saben, es el comportamiento que tienen sus hijos, ni tampoco se hacen cargo de él”.

Istok, detalló cómo se implementan estos talleres que buscan evitar comportamientos “poco sanos” de los alumnos: “En los cuartos y quintos años que son los más vulnerables, implementamos acciones, en los 5º donde podemos reflexionar sobre lo que hace bien a la dignidad e integridad, fundamentalmente como mujer, ya que nuestro alumnado es mayormente femenino; y en los 4º años, sabiendo que las chicas ya están tratando y pagando los buzos que no forman parte del uniforme escolar, estos deben adecuarse a ciertas pautas que incluyen el diseño y la ausencia de mensajes obscenos o agraviantes”.

“Esto que también se trata con los padres, implica que si un comportamiento no es el establecido, el buzo no se puede traer a la escuela y el alumno con su padre, debe realizar este taller. Es fundamental que los padres acompañen y acepten que su hijo posiblemente no se está comportando como se debe, porque realmente hay mucha negación en los padres”.

Curiosamente, este caso de la “guerra de los buzos” se da solamente en San Rafael y no en otros departamentos de la provincia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here