El estado de Massachusetts se declaró en emergencia después de que cuatro tornados dejaran al menos cuatro muertos a su paso por zonas densamente pobladas.

Los ciclones dejaron una huella de escombros, árboles caídos y edificios dañados en la ciudad de Springfield, donde las cámaras captaron el momento en que uno de los remolinos de viento cobraba fuerza sobre el río Connecticut.

La temporada de tornados ha dejado ya cerca de 500 muertos en estados del centro y el sur del país, pero en el este, donde se ubica Massachusetts, hacía más de 15 años que no había víctimas fatales por uno de estos fenómenos meteorológicos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here