La llamada Ley en Defensa de la Libertad de Expresión que el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires impulsó a medida de los intereses del Grupo Clarín fue suspendida por la justicia en lo contencioso administrativo federal. El fallo unánime de la Sala V de la Cámara de Apelaciones revirtió la decisión en primera instancia, y otorgó una medida cautelar que le dio la razón a la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (AFSCA) que conduce Martín Sabbatella. Los jueces consideraron que 19 de sus artículos impedían la aplicación de la Ley de Medios en el territorio de la Ciudad, por lo que rechazaron su vigencia hasta tanto se determine si la norma votada en la Legislatura es o no inconstitucional. La administración PRO adelantó que apelará la decisión.

La ley aprobada hace once meses por el macrismo y aliados se originó en un Decreto de Necesidad y Urgencia redactado por Mauricio Macri, cuyo fundamento fue el trascendido periodístico de una eventual intervención del gobierno nacional en el multimedios. Su articulado impedía la restricción de las libertades de imprenta, prensa y expresión de los medios de comunicación con domicilio o instalación en la Ciudad. Pero también indicaba que no podrán ser clausurados, suspendidos, ni sus equipos decomisados, si no es a través de una sentencia firme del Poder Judicial de la Ciudad de Buenos Aires, por lo que en los hechos se superponía y contradecía varios aspectos regulados en la Ley de Medios –de aplicación a nivel nacional– que fue validada en su totalidad por la Corte Suprema de Justicia.

El reclamo por su inconstitucionalidad fue iniciado el 8 de julio pasado por la AFSCA, ante el recorte de sus facultades, y había sido rechazado en primera instancia por la jueza Liliana Heiland. La misma magistrada había convalidado una cautelar para evitar que la empresa LAN fuera desalojada del hangar que ocupaba en Aeroparque. Sin embargo, desatendió el reclamo de la autoridad de aplicación de la Ley de Medios que alertó que, de continuar vigente la norma local, se restringía su poder de policía para evitar, entre otras cosas, que haya interferencias en el sistema de comunicaciones que opera los vuelos en el Aeroparque Metropolitano.

Desde entonces, el fallo estaba apelado ante la Cámara que el martes pasado se expidió, según la resolución a la que tuvo acceso este diario.

En nueve carillas, los camaristas Guillermo Treacy, Jorge Federico Alemany y Pablo Gallegos Fedriani decidieron hacer lugar a la medida cautelar en base a la «verosimilitud» del planteo interpuesto por la AFSCA, además de considerar que existía «peligro de demora» si se aguardaba a una resolución sobre la cuestión de fondo, que podría derivar en una declaración de inconstitucionalidad por el ordenamiento de leyes de la Constitución que establece la supremacía de una ley nacional. «Se advierte que prima facie las disposiciones contenidas en la Ley de la Ciudad de Buenos Aires interfieren con el ejercicio de las atribuciones conferidas a la autoridad federal por la Ley Nº26.522 en cuanto a los Servicios de Comunicación Audiovisual en todo el ámbito territorial de la República Argentina», indicó la sentencia.

«Tenemos un primer planteo acerca de la competencia del fuero Contencioso Administrativo Federal que vamos a mantener y, en principio, estamos evaluando el fallo para apelar», afirmó Julio Conte Grand, procurador general porteño ante la consulta de Tiempo Argentino sobre la posibilidad de que el Ejecutivo porteño acuda a la Corte. La Ciudad rechaza que sea el fuero contencioso administrativo federal quien trate el caso en lugar de la justicia de la Ciudad. Hasta interpuso un recurso para que sea la Cámara Civil y Comercial Federal la que dirima la cuestión, el mismo tribunal al que recurrió el Grupo Clarín cuando rechazó la Ley de Medios.

«Celebramos que esta ley sea inaplicable y esperamos que sea declarada inconstitucional porque claramente lo es», subrayó Sergio Zurano, director de Asuntos Jurídicos y Regulatorios de AFSCA. «Esa ley pareciera que protege mas los interés de algún particular radicado en la Ciudad que de la totalidad de la ciudadanía llegando al extremo, entre otras inconsistencias jurídicas, de prohibirle fiscalizar a la AFSCA que no haya interferencias en la seguridad aeroportuaria», sostuvo Zurano, quien elogió que la justicia haya validado la legalidad de la Ley de Medios por sobre la impulsada por el macrismo.

Protección
La ley surgió en medio del conflicto por la aplicación de la Ley de Medios. Fue creada para evitar que los efectos de la norma nacional afecten al Grupo Clarín.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here