Estudiantes se mantiene solito arriba. Arrancó sufriendo con Chacarita, pero lo dio vuelta con un penal polémico y un gol de Cellay.  A dos fechas del final, el Pincha no se cae. Ah, el partido sufrio suspensiones por incidentes con los hinchas funebreros.

No fue un trámite aunque dio esa sensación durante el segundo tiempo. Estudiantes sigue bien arriba y se acercó más al título aunque debió sufrir para ganarle al ya descendido Chacarita. Tanto que Chaca salió decidido a no pasar papelones y sorprendió a todos con un derechazo de Zarif que sacudió el arco Pincha. Derechazo que conmovió a los Independiente y a los de Argentinos.

La resistencia del Funebrero se sostuvo un rato hasta que en una pelota perdida en el área del Funebrero, la Gata Fernández la arañó al gol y Lisandro López la sacó en la línea. ¿Con la mano? Se notó que el jugador quiso sacar la mano pero la llegó a tocar. El árbitro Abal no vio nada especial, pero el línea Castany marcó el penal. Y, como consecuencia, la roja para López. El empate de Boselli cambió la historia. Estudiantes se tranquilizó y aprovechó para sacar ventaja del golpe. Chacarita no llegó a rearmarse tras la expulsión y llegó un deborde por derecha del puntero.  Cbezazo de Cellay y 2-1.

Los hinchas de Chaca, todavía con bronca por el penal, le empezaron a tirar cosas al línea. Desde encendedores a ¡cajones de gaseosa!. Cinco minutos de postergación no modificaron la inercia que había tomado el partido. Si hasta los hinchas de Estudiantes tuvieron chance de gritar el gol de San Lorenzo contra Argentinos.

El arranque del segundo tiempo fue más de lo mismo. Por un lado, la locura de los hinchas de Chaca que se robaron la manguera de los bomberos y obligaron a la suspensión del partido durante veinte minutos. El reinicio no modificó nada. Estudiantes con espacio y  la pelota pareció siempre más cerca del tercero que de sufrir una contra de un equipo resignado. Los hinchas se prendieron más a seguir por radio cómo levantaba el partido Argentinos que a los últimos minutos de un partido entre dos equipos en los extremos. Uno con un triunfo que lo acerca al sueño y el otro que se despide de la categoría.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here