Dolor de cabeza, de espalda, de riñones, de ovarios, hinchazón, manchas, granos, cansancio, depresión, tristeza, irritabilidad y falta de deseo sexual

Este trastorno que ya viene contemplado en los viejos tratados de medicina siempre fue considerado como un trastorno “natural de las mujeres”, lo que llevó a los primeros psiquiatras a considerarlo de origen psíquico y a tratar a las mujeres como “histéricas” de histerus, útero. Freud definió estos síntomas como un rechazo a la maternidad y a la aceptación del papel femenino dependiente.
En última instancia fueron considerados como invenciones femeninas para eludir sus responsabilidades.

Cada mujer, lo sufre de una manera
Una de las razones por las que costó tanto identificar el síndrome premenstrual como un estado físico irregular, es decir, como una enfermedad somática, es porque se manifiesta a través de un amplio abanico de síntomas cuya intensidad y frecuencia varia mucho de unas mujeres otras.
La mayoría de las mujeres los sufren de una manera bastante tolerable por lo que muchas no se quejan, pero otras los pasan verdaderamente mal, de hecho, todavía se suele hablar de tensión premenstrual para referirse a síndrome premenstrual que es una palabra que describe mucho mejor este problema ya que síndrome quiere decir conjunto de síntomas, entre los que están: dolor de cabeza, de espalda, de riñones, de ovarios, hinchazón, manchas, granos, cansancio, depresión, tristeza, irritabilidad y falta de deseo sexual.
A veces, también se dan falta o aumento de apetito selectivo hacia los dulces, el chocolate , la pasta o la carne, estreñimiento o colitis, y ganas de vomitar o vómitos matutinos. Todos estos síntomas tienen su origen en el desequilibrio hormonal que se produce durante estos días.

A pesar de las investigaciones, hay pocos descubrimientos
A pesar de todas las investigaciones llevadas a cabo todavía no se han descubierto todos los factores que forman parte de este síntoma tan complejo, pero todos los investigadores coinciden en que estos trastornos son la consecuencia de los desequilibrios hormonales que se producen durante la segunda mitad del ciclo menstrual.
La mayoría de las mujeres que experimentan el síndrome premenstrual tienen los niveles de la progesterona (la hormona que va a favorecer un embarazo) alterados y los de estrógenos también, sin embargo algunas tienen los síntomas y sus niveles de estas hormonas se mantienen en un nivel correcto, esto hace pensar que además de estas hormonas hay algún otro factor determinante que todavía no se ha encontrado. Un estudio que se realizó entre mujeres africanas descubrió que cuando algunas mujeres están muy delgadas sus niveles hormonales se alteran de una forma notable hasta el punto de perder la ovulación, pero no se sabe muy bien cuál es el factor que determina este trastorno, se piensa que es la grasa, las mujeres (y todas las hembras mamíferas) necesitan tener una cantidad de grasa para ovular, en las hembras humanas se da una ovulación mensual lo que supone un gran esfuerzo para su organismo y una gran pérdida de agua, recordemos que la principal función de la grasa es guardar el agua.
Si sufres de síndrome premenstrual leve, hay algunas consejos que podrán ayudarte, sin embargo se eres de las menos afortunadas que lo pasan fatal, lo mejor es que no te aguantes y consultes a tu médico. Pero si tus síntomas son irritabilidad o tristeza no pidas antidepresivos o tranquilizantes, no es lo adecuado, lo que tienes que hacer es abordar el síndrome premenstrual con métodos globales, no con un método para cada síntoma.

Dieta adecuada y ejercicio
Una dieta adecuada, es una garantía de salud, pero para “esos días” hay algunas cosas especiales que puedes comer: cosas dulces, postres caseros como flanes o arroz con leche y sobretodo la gran panacea universal, “su majestad el chocolate”.
Comer poco y a menudo, es una buen remedio ya que tu cuerpo en este tiempo consume muy rápidamente el azúcar y su falta es la culpable de la pena y de la ira.
La abundancia de frutas y verduras frescas, más la ingestión de agua, son también muy importantes para paliar el estreñimiento.
El ejercicio constante es una fuente de salud, sobretodo el caminar con zapatos cómodos y por lugares agradables, una caminata de dos horas todos los días te mantendrá en forma mucho mejor que un palizón semanal haciendo otro tipo de deporte.

Zapatos y prendas de vestir
Una de las cosas que producen el dolor de ovarios o de riñones es el frió sobre todo en los pies, un calzado adecuado, plano, amplio y confortable, que mantenga los pies calientes hace que la sangre de retorno llegue caliente a las fosas iliacas y ayuda a que el útero se relaje, sin embargo si los pies están fríos la sangre llega fría y contrae el útero dificultando la expulsión de la sangre menstrual.
Los tacones, las prendas que apenas tapan la cintura y la falta de ejercicio son una de las causas de este síndrome.

Algunos consejos para tratarlo
Estos consejos se refieren a síndromes no especialmente molestos. Si el tuyo lo es, debes ir al médico y si haces o tomas algo de lo que yo aconsejo y no mejoras en uno o dos meses, acude al médico de todos modos.
Asegúrate que tus síntomas son premenstruales y no se deben a cualquier otro tipo de enfermedad, y si estás buscando el bebé no tomes nada ni siquiera vitaminas sin consultar a tu médico.
Las vitaminas más importantes para el ciclo femenino son la familia de las B que pertenecen al grupo de las llamadas liposolubles, que se guardan en la médula de los huesos y que en estado natural se encuentran en un buen número de alimentos como la carne poco hecha, el hígado, la leche entera, la mantequilla, los huevos, los quesos y yogures enteros y las legumbres, también las médulas de los huesos, el jamón serrano, los pescados azules.
Es mejor consumir estos alimentos pero si no puedes por alguna razón, puedes comprar en una farmacia extractos de vitaminas B o en un herbolario aceite de prímula, las semillas de esta flor contienen una sustancia llamada ácido gamma linoleico, ácido graso que se encuentra en la sangre y la leche de las mujeres, se vende como suplemento dietético, pero es muy efectivo para aliviar el síndrome premenstrual.
La cerveza, la levadura de cerveza y el extracto de soja también ayudan, pero lo que más es la ayuda y la comprensión familiares. La seguridad de que este problema no es inventado que es real y muy molesto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here