Un aguacero que se descargó durante la tarde sobre la ciudad de Buenos Aires provocó algunos anegamiento, especialmente en el sector norte, y problemas en el transporte de pasajeros por ferrocarril y subtes.

 

La intensa lluvia, provocó el abnegamineto de calles y viviendas.

 

La tormenta, cuya fase de mayor intensidad duró unas dos horas, no causó heridos ni lesionados, en principio, según informó Alberto Crescenti, director del sistema de emergencias Same.

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN), que había pronosticado tiempo lluvioso, advirtió a último momento sobre la intensidad que adquiría el fenómeno, con fuertes ráfagas y ocasional caída de granizo.

El mal tiempo cobró intensidad no sólo sobre la Capital Federal sino sobre un área aledaña de la provincia de Buenos Aires, dentro del perímetro que forman las ciudades de La Plata, Lobos, Carmen de Areco y Zárate, según un parte difundido a las 19.

Para esa hora el agua caía copiosamente sobre la ciudad, y algunos autos comenzaban a quedar semisumergidos. Un colectivo quedó varado en el paso bajo nivel de Jerónimo Salguero, cerca de Figueroa Alcorta.

Hubo un choque entre un auto y un patrullero en Libertador y Libertad, presumiblemente causado por las malas condiciones para circular.

Para entonces, ya habían dejado de funcionar las líneas de subtes D (Catedral-Congreso de Tucumán) y C (Retiro-Constitución).

A las 20 fue paralizada también la línea H, que corre desde Pueyrredón y Corrientes hasta Parque Patricios.

El problema fue que el agua que se coló en los túneles, anegó algunos segmentos y generó una situación peligrosa en un sistema que se mueve con energía eléctrica de mucha tensión.

El Premetro, que va por la superficie, desde la zona sudoeste de la ciudad hacia el sur estuvo sin funcionar unas dos horas.

Por el mismo motivo, los trenes de pasajeros de los ramales Retiro-Bartolomé Mitre y Retiro-José León Suárez, de la línea Mitre, fueron suspendidos cuando la tormenta arreciaba.

La oficina de atención a los pasajeros en la cabecera de la línea informaba a los usuarios que el agua se había acumulado sobre los rieles en un tramo entre las estaciones Carranza y Colegiales, por lo que los servicios fueron paralizados preventivamente.

La asociación civil «Defendamos Buenos Aires» informó haber recibido en poco tiempo «más de 200 denuncias de vecinos de Belgrano, Palermo y Núñez que afirman haberse inundado, una vez más», según un comunicado de su titular Javier Miglino.

Los anegamientos se registraron en las calles Blanco Encalada, Amenábar, Migueletes y Ciudad de La Paz, en Belgrano; Campos Salles y Libertador, en Núñez; y Fitz Roy, Humboldt y Juan B. Justo, en Palermo, volvieron a inundarse, detalló la ONG.

«Decenas de coches estacionados quedaron arruinados e incluso varios negocios tuvieron 30 centímetros de agua, con lo que perdieron casi todo», dijo Miglino.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here