La presidenta Cristina Fernández de Kirchner aseguró hoy que su par de Ecuador, Rafael Correa «no quería derramar sangre» durante el levantamiento de ayer en aquel país.

La mandataria dio a conocer, a través de su cuenta de Twitter cómo transcurrió su día durante el levantamiento militar en Ecuador.

“Ayer fue un día difícil, 19:45 horas. me comuniqué con Rafael Correa. El contacto fue su Canciller. Lo tenían secuestrado en el hospital”, comienza su relato la presidenta.

“A una cuadra había muchísima gente que se había movilizado en su apoyo y también tropas de asalto para rescatarlo. No quería hacerlo. Rafael quería evitar derramamiento de sangre, heridos o muertos y sostenía que en poco tiempo más, desistirían de semejante locura”, detalló.

Y agregó que “instintivamente me salió preguntarle… ¿y si no lo hacen? Cristina, me dijo Rafael, esperaré una hora…”.Los otros nunca dudaron en arrasar con las instituciones, vidas y libertades, derechos y garantías para defender los privilegios de unos pocos”.

“Rafael me habló de conspiración:»La oposición esta atrás de todo, pero no estoy dispuesto a ceder, del hospital me sacan Presidente o cadáver», aseguró la presidenta.

A continuación, Cristina afirmó que “le informé que a las 22 habría reunión de Presidentes de UNASUR en Buenos Aires. Lo agradeció. Nos despedimos afectuosamente y lo sentí sereno y firme”.

Mas tarde, detalla en su discurso, «volví a escucharlo desde Cancilleria junto a los otros Presidentes, después de ver el rescate. Hablaba desde el balcón en Casa d Gobierno en Quito».

Finalmente, Rafael no había esperado una hora sino tres. El golpe había fracasado. Cuando terminó de hablar nos pusimos en contacto y luego sesionamos. Emitimos un fuerte Documento. Honduras subyace y casi vuelve a repetirse,´concluyó la mandataria.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here