medico-Villar-CataldoLino Villar Cataldo estuvo en el programa Animales Sueltos y contó cómo se siente tras el episodio violento que terminó en muerte y con su futuro judicial comprometido; le pidió perdón a la madre del delincuente

Luego de ser excarcelado, acusado de homicidio agravado por el uso de arma por matar a un delincuente que quiso robarle su auto cuando salía de su consultorio de la localidad bonaerense de Loma Hermosa, el médico Lino Villar Cataldo se mostró en televisión para contar su versión de los hechos.

En una entrevista al programa Animales Sueltos, conducido por Alejandro Fantino, Villar Cataldo manifestó sentirse muy triste por toda la situación, y dijo que tiene miedo de que maten a su familia. «Me siento muy triste, muy mal. Mi hija ha sufrido sensaciones de pánico mientras estuve detenido».

En una emotiva conversación, el médico cirujano dijo que «no quiere ser ejemplo de nadie» a pesar del apoyo que ha recibido tras el hecho, porque no quiere que «nadie tenga un arma». «Tengo un arma. Y no sé qué es peor. Porque la inseguridad es tan fuerte que hoy te matan aunque les entregues todo», dijo.

«Yo después de esto, aunque la Justicia me diga ‘venga a retirar su arma’, yo digo no. No quiero más mi arma. Pero los hechos de inseguridad cada vez se ensañan más con el ciudadano honesto. En Loma Hermosa esto es cosa de todos los días» expresó Villar Cataldo.

El cirujano, cuyo rostro aún tiene un par de hematomas por la violencia de la situación que terminó con el ladrón muerto, dijo que el primer golpe que recibió fue «en la frente, con el caño del arma». «El primer golpe que recibí fue estando sentado en mi auto. Cuando lo veo corriendo, lo primero que recibo es el golpe en la cabeza. El hematoma va a seguir bajando seguramente porque soy un paciente anticoagulado. Tengo tres stent. Para que no se tapen tengo que estar medicado de por vida».

«Yo miro a la gente y tengo ganas de agachar la cabeza… tengo mucha vergüenza. Me formé toda la vida para otra cosa. Realmente todos estos días que no voy al hospital extraño muchísimo a mis pacientes. Sé que cuando llego a la sala tengo un montón de gente que siempre traté de atender con amor», añadió el médico, quien reiteradas veces manifestó sentir mucho temor por la seguridad de él y la de su familia.

«Mis hijos me contaron sobre la amenaza del hermano del ladrón. Tengo miedo. Tengo ganas de irme muy lejos de todo esto. No sé qué va a ser de mi vida de acá en adelante, porque en ese lugar donde tengo el consultorio vivía mi hijo. Tuvimos que abandonar totalmente ese lugar, por las amenazas», lamentó. «Tengo miedo de que me maten. Y mucho más miedo de que maten a mis hijos. Hoy les rogaba: por favor, no salgan a la calle, quedémonos en casa» agregó.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here