Esta práctica no sólo afecta la salud de las personas, sino que la nube de humo que se produce incrementa las consecuencias de las heladas.

La Secretaría de Medio Ambiente de la provincia recuerdó a los productores que  no se deben quemar cubiertas para mitigar los efectos de las  heladas.

Todos los años, ante el pronóstico de heladas tardías muchos productores agrícolas recurren a esta práctica que no sólo afecta la salud de las personas, sino que produce efectos contrarios a los buscados.

La nube de humo, producto de la quema de neumáticos o combustibles, dificulta la llegada de los rayos solares a la tierra, incrementando así las consecuencias de las heladas sobre los cultivos.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here