Colocarte extensiones de cabello tiene sus pros y sus contras, por lo que te sugerimos investigar bien todo lo referente a ellas antes de tomar una decisión. Acá te decimos todo lo que necesitas saber sobre esta tendencia en cabello.

Las extensiones y cortinas de cabello nacieron en Inglaterra en la década de los 70’s y hoy en día han pasado de ser una diversión momentánea a una solución de uso cotidiano.

Hasta hace poco, utilizar extensiones de cabello era algo destinado exclusivamente a las actrices y modelos, sin embargo ahora es un procedimiento común y accesible a toda mujer que quiera darle a su cabello mayor longitud o mayor volumen en un abrir y cerrar de ojos.

Las extensiones de cabello son pequeños grupos de mechas que se van agregando al cabello, mientras que las cortinas consisten en un solo plano de cabello que se suma al resto.

Colocarse extensiones permite obtener una cabellera larga, natural y ondulada en poco tiempo, lo cual representa un invento genial para quienes no pueden esperar a que les crezca el cabello o para quienes lo tienen fino y quieren darle más volumen.

¿Qué son las extensiones de cabello?

Las extensiones de pelo son grupos de cabellos postizos naturales o sintéticos que mediante diferentes técnicas se unen al propio, para conseguir diferentes efectos. Por su parte la “cortina” consiste en un solo plano de cabello que se suma.

Las extensiones de cabello se utilizan principalmente para dar mayor longitud, para obtener más volumen, cubrir zonas con poco cabello y ayudar a remediar aquellas melenas que por alguna razón han sufrido la agresión de productos químicos tales como tintes, decoloraciones, productos rizadores, etc.

Las extensiones de cabello pueden durar en la cabeza hasta un par de años dependiendo el cuidado y la calidad de las mismas. Usualmente requieren un «servicio» cada tres o cuatro meses y pueden quitarse en cualquier momento. Una cabeza normal necesita aproximadamente entre 80 y 200 mechas, dependiendo de si se busca largura o volumen.

¿Qué tipos de extensiones existen?

Existen extensiones de cabello natural (humano), sintéticas (fibra) y algunas que utilizan la mitad de cabello humano y el otro 50% de pelo artificial. Todas tienen diferencias tanto de uso, costo y mantenimiento. Por ejemplo, las extensiones de cabello natural ofrecen la posibilidad de rizar el cabello con planchas, tenazas o rulos, cambiarle el color y trabajarlo con secador de mano. Aunque son más costosas, son la mejor opción si decides llevarlas fijas.

Por su parte, las extensiones de cabello sintético no permiten este tipo de variaciones, a menos que se haga de manera muy cuidadosa, ya que el calor directo podría hacer que se encojan o lleguen a quemarse. En este caso se debe utilizar unas planchas especiales con regulador de temperatura o con vapor si se desea variar un poco su forma inicial.

¿Cómo se colocan las extensiones de cabello?

Las extensiones de cabello se pueden encontrar en mechones unidos en grupos o bien tejidas en tiras, las cuales se cortan de acuerdo al diámetro de la zona de la cabeza donde van a colocarse.

Existen innumerables técnicas de colocación de extensiones de cabello, por ejemplo: trenzadas con el propio pelo, cosidas, pegadas con ciertos adhesivos, cornrows (diminutas trenzas que sostienen las extensiones desde el cuero cabelludo), grapas, entre otras.

Cuidado de las extensiones de cabello

Si estás decidida a colocarte extensiones en el cabello, lo mejor será acudir a un estilista profesional o un experto en extensiones, ya que es muy difícil y riesgoso intentar ponértelas tú misma. Una vez colocadas deberás observar los siguientes cuidados que te ayudarán a prolongar la vida de las mismas.

• Lava tu cabello con la cabeza erguida, nunca boca abajo, y no lo frotes demasiado al lavarlo para evitar que se enmarañen.
• No lo cepilles agresivamente.
• Aplica productos suavizantes pero sólo a partir de la zona de unión.
• No des calor muy directo en los puntos de soldadura de la extensión.
• No dejes crecer demasiado el cabello, ya que de la raíz al punto de fijación se va creando una maraña de cabellos partidos o nuevos que al pasar mucho tiempo, es difícil reparar.
• Cambia las extensiones cada 3 meses aproximadamente.
• Utiliza cremas especiales para extensiones y cortinas, que ayudarán a nutrirlas, hidratarlas y prolongar la calidad del cabello natural.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here