Gabriel Becker, abogado del médico, explicó que al llegar al lugar del crimen su cliente creyó que se trataba de «un fuerte golpe» y dijo que «va a responder todas las preguntas» en los tribunales de San Isidro. Avanza la investigación por el caso Belsunce.

El juicio por el encubrimiento del crimen de María Marta García Belsunce continúa hoy con la declaración indagatoria del imputado Juan Ramón Gauvry Gordon, el primer médico en asistir a la víctima en su casa del country Carmel de Pilar.

“No oculta nada y cuando habla con la familia en ese entonces y le manifiesta que hicieron todo lo posible pero que no fue posible”, al creer que se trataba de “un fuerte golpe” y no de un asesinato. “Es un médico con muy poca experiencia y no es forense. Él desplegó un buen actuar en ese momento”, dijo sobre las decisiones que tomó el primer profesional en llegar a la escena.

“No tuvo intencionalidad de encubrir”, dijo la defensa en declaraciones a la prensa. Y explicó que Gordon “responderá todas las preguntas” cuando declare en los tribunales de San Isidro.

La audiencia será a las 10 en la sala del entrepiso de los tribunales de San Isidro, en Ituzaingo 340.
Luego de que el lunes terminara Juan Carlos «John» Hurtig (46), Gauvry Gordon será el segundo de los seis imputados de encubrimiento en declarar frente al Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 1 de San Isidro.

Gauvry Gordon (42) fue el primer médico que aquel 27 de octubre de 2002 llegó a la casa de la víctima en una ambulancia de la empresa Paramedic -donde aún hoy trabaja-, luego de que Carlos Carrascosa llamara a la prepaga OSDE ante la emergencia.

Según anticipó su abogado Gabriel Becker, cuando al inicio del juicio dio a conocer los lineamientos de su defensa, Gauvry Gordon intentará hoy explicarle a los jueces María Elena Márquez, Alberto Ortolani y Ariel Introzzi Truglia, que él no se dio cuenta de que la víctima tenía seis balazos en la cabeza. Becker dijo en su momento que Gauvry Gordon no tenía experiencia en emergentología, ni en heridas de bala.

Es que en el requerimiento de elevación a juicio, el fiscal Diego Molina Pico lo acusó de encubrimiento por avalar la teoría del accidente en la bañera contra las canillas, no haber convocado a la policía ante una muerte violenta y por haberle dicho a la masajista Beatriz Michelini que limpiara el baño.

«Le dijo a la masajista que limpie la sangre pero con la intención de evitarle un dolor a la familia. No tuvo voluntad de encubrir ningún delito», dijo Becker el primer día del juicio. Luego de la declaración del médico, la fiscalía citó a cinco testigos para la jornada de hoy.

Por un lado, declararán la entonces encargada del club house del country Carmel, Alba Benítez, y el mozo Gerardo Oberndorfer. Se trata de dos testigos clave de la acusación, ya que la tarde del crimen y luego del partido Boca-River, vieron a Carrascosa tomando un café con lemoncello en el club house.

Esto compromete la coartada compartida entre Carrascosa y el aquí imputado Guillermo Bártoli respecto a que ellos dos, al término del clásico, se quedaron en la casa del segundo viendo por TV el encuentro siguiente entre Independiente y Rosario Central.

Los otros tres testigos serán las últimas personas en ver con vida a María Marta: Santiago Asorey, Pedro Miguel Azpiroz Achával y Marco Cristiani. Se trata de tres chicos -en 2002 eran menores-, que aquella tarde, luego del Boca-River, se cruzaron con María Marta cuando ella se dirigía en bicicleta a su domicilio, donde minutos más tarde sería asesinada de seis balazos.

Estos chicos siempre fueron testigos importantes para la defensa y la querella de los García Belsunce porque en ese mismo momento lo vieron trotando por los caminos internos del country al polémico vecino Nicolás Pachelo, quien era sospechoso por una serie de robos.

Si bien se esperaba en estos días la declaración de la masajista Michelini, sus abogados, Roberto Ribas y Eduardo Ludueña, anunciaron a la prensa que la imputada recién dará su versión de los hechos el jueves de la próxima semana.

El segundo juicio por el caso García Belsunce se inició el pasado 18 de mayo con seis imputados acusados de encubrimiento agravado -delito que prevé penas de hasta 6 años de prisión-: el cuñado Bártoli (49), el medio hermano John Hurtig, el hermano Horacio García Belsunce (h) (62), el vecino y amigo Sergio Binello (58), Gauvry Gordon y la masajista Michelini (53).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here