Romagnoli dijo que la victoria ante Huracán fue un desquite por el 0-3 del Apertura. «Más allá de los puntos, importaba el partido. Es un clásico y hay que jugarlo con el corazón. Lo ganamos con justicia», tiró.

Leandro Romagnoli es un hombre de la casa, un sanlorencista que lleva los colores en la piel. Un hincha más que, emocionado por un 3-0 ante Huracán, suelta sus sentimientos más sinceros.

«Más allá de los puntos, era el partido. Nosotros no veníamos bien y ellos tampoco. Pero esto es un clásico, el Bambino en la semana nos dijo que se juega con el corazón. Y tiene toda la razón, porque la gente lo demuestra», comentó el Pipi después de la victoria.

Y ojo, dijo que tiene sabor a desquite por aquel 0-3 del Apertura en el Ducó: «Es una revancha, porque el año pasado fue un partido raro. Arrancamos bien y terminamos perdiendo. Esta vez, ganamos con mucha justicia».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here