En la apertura del año legislativo porteño, el jefe de Gobierno, Mauricio Macri, defendió su decisión de rechazar el traspaso del subte, al tiempo que reclamó a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner que el Gobierno nacional se haga cargo “de la seguridad de la Ciudad” o le traspase los recursos a la administración porteña.

 

 

En un discurso relativamente breve, Macri también volvió a plantearse como “alternativa nacional” al kirchnerismo, al que cuestionó duramente por mantener “una actitud excesivamente centralista” y le reclamó “un federalismo sin imposiciones ni sometimientos”.

 

 

El jefe de Gobierno porteño arribó a la Legislatura porteña alrededor de las 9:30 y estuvo acompañado por la vicejefa maría Eugenia Vidal y su gabinete. Llegó precedido por la decisión de rechazar el traspaso del subte de la órbita nacional a la porteña, un traspaso que estaba en marcha desde enero y debía concluir a fines de mes pero en el que las discusiones entre los dos gobiernos se habían empantanado. Y, aún de manera elíptica, esa discusión se llevó la mayor parte de su discurso.

 

 

“Los problemas de coordinación son el reflejo de una gran cantidad de fallas institucionales”, acusó Macri. “El Gobierno nacional sigue teniendo una actitud excesivamente centralista, concentrando recursos y decisiones. Cuando un gobernador no es oficialista, la provincia es discriminada y padece las consecuencias, y esto no es correcto ni bueno para la democracia. Tenemos que ir hacia un nuevo esquema, con creciente protagonismo de las provincias y los municipios”, reclamó.

 

 

El jefe de Gobierno resaltó que la Ciudad aporta a la coparticipación mucho más de lo que recibe y que, de sus ingresos, solo 10 por ciento provienen de esos fondos, a diferencia, dijo, de las provincias, que tienen entre el 62 y el 93% de sus presupuestos ligados a la coparticipación. Y se quejó de las trabas del Gobierno nacional a las líneas de financiamiento que busca la Ciudad.

 

 

También resaltó que “dos de cada tres pesos se destinan a inversión social” y que muchos de los usuarios de los hospitales y escuelas de la Ciudad son del conurbano y el interior, algo que elogió aunque pidió: “Nos duele que no reconozcan nuestros esfuerzos y no se dialogue. Mereceríamos un poco más de cariño y respeto”.

 

 

Macri cuestionó “las medidas unilaterales (del Gobierno nacional) en un tema como la seguridad”. “No nos dan recursos ni asumen sus responsabilidades. Señora presidenta: háganse cargo de la seguridad de la ciudad o traspasen los recursos”, disparó tras corregir una gaffe (primero había dicho “háganse cargo de la Ciudad”).

 

 

“El tema del transporte tiene las mismas características que el de la seguridad”, dijo. Señaló que se trata de una problemática que involucra a toda el área metropolitana y que “el transporte mejorará» si las distintas administraciones trabajan «en equipo para que los trenes, el subte y todo el sistema público tengan los recursos necesarios”. Además, sostuvo que la tragedia del miércoles pasado en la estación de trenes de Once, con 51 muertos y más de 700 heridos, es una muestra de qué pasa “cuando las cosas no se hacen bien”.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here