Sergio Godoy, de la Municipalidad de Guaymallén, resulto ganador de la 22° edición de la Vuelta Ciclística de San Rafael. Cimentó su triunfo al ganar de manera soberbia la etapa con final en alto en la cuesta de Los Terneros y rematar la faena en la crono.

No obstante, todo ese trabajo, en la etapa final estuvo a punto de irse por la borda. La razón? El enorme trabajo de Gili Bike con Catriel Soto a la cabeza.

Repasemos: luego de varias fugas que no prosperaron, llegando a la neutralización en el desvío a El Nihuil, Catriel ganó la meta volante y la bonificación correspondiente. Esto lo dejaba en condiciones de escalar un lugar en la general, pero sólo eso. Nadie imaginaba que apenas iniciado el regreso pegaría un palo muy fuerte acompañado por sus compañeros Sergio Gili y  Fernando Murgo.

Primero fueron cien metros…luego doscientos….y al coronar la Cuesta de Los Terneros de regreso la diferencia era de 1’30”.

Los tres tiraban fuertísimo, y Catriel dejaba la piel en cada tramo. Un leve viento a favor ayudaba a los escapados. Al terminar de bajar la cuesta, Catriel Soto era el virtual segundo de la carrera. Nos parecía increíble que la  Municipalidad de Guaymallén (que trajo un muy buen equipo) dejara escapar el segundo y tercer escalón del podio. Y más increíble nos pareció cuando en calle El Moro, a 9 Km. del final el entrerriano de Colon era ¡virtual puntero de la vuelta!  Tomamos la última referencia en calle Los Filtros, a 5,5 Km. de meta: Los de Gili tenían 2’10 (mas las bonificaciones de la etapa) a favor del pelotón donde Guaymallén trabajaba fuertísimo, pero en vano hasta ese momento.

Avenida Ballofet fue el principio del fin para el sueño de Catriel Soto; el tremendo esfuerzo de ambas escuadras quedó reflejado en el mediodía sanrafaelino: derrota, con todos los honores, para Gili Bike, y la gloria de un podio recuperado para la gente de Guaymallén.

Triunfo de etapa para la Municipalidad de San Rafael. Lucho Rivera, confirmando que fue el mejor embalador de la vuelta, ganó su segunda etapa en la misma, confirmando  que cuando está físicamente a punto es uno de los grandes de Mendoza cuando hay que definir.

En lo deportivo hemos visto una muy buena vuelta, la mejor en años. La etapa con final en alto y la crono, pusieron a la carrera en un nivel que no tenía en los últimos tiempos.  Tres equipos muy fuertes jugaron sus cartas, cada uno con lo mejor que tuvo. La Municipalidad de San Rafael se llevo con Rivera dos etapas. Gili bike salio a vender carísima su derrota, y se rehabilitó del despiste de Catriel Soto en la etapa de Montaña. Y la gente de Guaymallén se llevo la carrera y algo mas: el saber que el equipo ”está” para la  próxima vuelta de Mendoza.

Un párrafo aparte para Ariel Muñoz y Raúl Alarcón: armaron una muy buena carrera prácticamente de la nada. A Pulmón, con escaso apoyo en todos los niveles, convenciendo a la gente local que cuando se quiere, se puede. Ojalá el año próximo el apoyo oficial sea mayor. Este año alcanzó para sumar, con otro nivel de compromiso económico San Rafael puede brillar mucho más en el creciente desarrollo del ciclismo argentino de ruta.

Crónica: Sergio Gonzalez Ramos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here