Como no podía ser de otra manera para una celebridad de su talla, llegará al país en un Jet privado y en Buenos Aires se hospedará en la Suite Imperial de un hotel cinco estrellas, que será acondicionada especialmente para él.

Para su camarín, el ex de Jennifer López pidió lámparas de pie y de mesa con dimmer, sillones de un cuerpo con apoya brazos, muchas velas blancas, espejos de cuerpo entero y un Love Seat.

Al momento de elegir las exquisiteces que degustará, Anthony indicó que prefería frutas y verduras frescas, galletitas y algunas bandejas de queso fresco mientras que para beber se inclinó por mucha agua mineral y un buen Cavernet Sauvignon.

Anthony vendrá al país acompañado por 40 personas y durante su show contará con el apoyo de 18 músicos en escena, con los cuales brindará un show que promete tener una gran puesta escenográfica, con pantallas Leds de alta gama, una planta de luces compuesta por 60 móviles y un sistema de sonido de última generación.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here