Por:Gustavo Sarmiento—

El jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, lanzó la campaña Buenos Aires Capital Mundial del Amor, que tendrá como evento principal la realización de FeVida 2012, el primer encuentro de espiritualidad de Latinoamérica. Y dará una conferencia titulada «El amor a lo público»

«Buscamos ubicar a la Ciudad de Buenos Aires como el centro espiritual más importante de Latinoamérica, por eso en septiembre se hará este evento único, que no se hizo nunca en el mundo» remarcaron desde el macrismo. Entre los invitados internacionales que llegarán al megaencuentro (organizado por Sinergya con apoyo de Ciudad) se destacan Daniel Goleman, autor del libro Inteligencia Emocional, Sri Sri Raví Shankar, líder del Arte de Vivir, Dadi Janki, líder del movimiento espiritual Brahma Kumaris; Nah-Kin, Madre Sacerdotisa Maya y Rigoberta Menchú, líder indígena y ganadora del Premio Nobel de la Paz. Del ámbito nacional, anunciaron que estarán Ari Paluch, Nacha Guevara, el presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Ricardo Lorenzetti, la senadora Norma Morandini, el titular de Red Solidaria, Juan Carr, y el propio Macri. «En el servicio público uno encuentra esa cosa de dar, y también encuentra la satisfacción de ver que las cosas suceden», sostuvo el jefe de gobierno porteño.

El evento se desarrollará del 6 al 9 de septiembre en el Predio Municipal de Exposiciones de la Ciudad, frente a la Facultad de Derecho, con entradas desde 40 pesos. «Será un encuentro dedicado a la búsqueda del equilibrio y la salud tanto física como espiritual en un mundo moderno marcado por el estrés y la violencia», comentaron desde la organización. Prevén una asistencia de 50 mil personas y agregaron que «parte del dinero recaudado» será destinado a las ONG: A.VI.VI., Asociación Madres del Dolor, la Casa Garrahan, y el Comedor Los Piletones de la Fundación Margarita Barrientos, que también dará una conferencia.

Otros que darán charlas serán Viviam Perrone («Cómo transformar el dolor en amor»), Bernardo Stamateas («Cómo tratar a los violentos»), el filósofo y asesor de Macri, Alejandro Rozitchner («Filosofía del entusiasmo»), Claudio María Domínguez («Ser uno mismo»), el rabino Sergio Bergman (diputado del PRO), Viviana Canosa («Basta de miedos») y Nacha Guevara, que dará una conferencia el cuarto día con el tema «Cómo rejuvenecer todos los días». Ayer la presentación contó con la presencia de otros dos disertantes que tendrán las jornadas de septiembre: Mario Sepúlveda, uno de los 33 mineros sobrevivientes en el derrumbe de la mina San José en Chile, y Carlos Páez Vilaró (hijo), sobreviviente de la tragedia de los Andes, que comentó: «Llegué por necesidad a la espiritualidad. El de arriba nos cambió el guión y vivimos esa historia única que cumple 40 años.» «

 

«nos hemos empeñado en hacer una empresa, se llamaría ‘los 33′»

Mario Sepúlveda llegó al país para lanzar el megaevento FeVida 2012, en el marco de la campaña Buenos Aires Capital Mundial del Amor. Mario es uno de los 33 mineros sobrevivientes del derrumbe de la mina San José, en Chile, hace dos años. Durante 69 días estuvieron a 700 metros de profundidad, hasta que salieron en una diminuta cápsula. Según contó Mario, cuando algunos de sus compañeros comenzaban a caer en la depresión contaban chistes para mantener el ánimo en alto, y cuando a él le sucedía, caminaba por el campamento bajo tierra para que no lo vieran llorar. «Hay que creer en la esperanza de que Dios existe, ser perseverante, luchar por el bienestar común y no rendirse bajo ninguna circunstancia», señaló.

–¿Los ve a sus ex compañeros?

–Siempre estoy en comunicación con un alto porcentaje de ellos. Hay buena onda. Podemos seguir riéndonos, como hicimos en los momentos más críticos. Y estamos más organizados que nunca como grupo. Los cabecillas ya nos hemos empeñado en hacer una empresa (se llamaría “Los 33”) para manejar lo que viene de ahora en adelante, como el libro y la película.

–¿Cómo fue la vida diaria allí abajo?

–Fue un arduo trabajo en equipo, con mucho respeto. Hubo líderes importantísimos en diferentes áreas, y hubo humor, que fue fundamental. Comida no había, pero sí teníamos agua contaminada. La verdad que me gustaría volver a eso porque he engordado mucho.

–¿Y han recibido algún tipo de ayuda psicológica desde aquél día?

–A dos años, hay muchos compañeros con problemas. En mi caso, todavía estoy con muchos problemas psicológicos. Quiero estar un par de años más para ver crecera mis hijos profesionales, y para eso no basta la mano de Dios, sino también la mano del ser humano.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here