Las dosis se aplicarán en el Vacunatorio Central y todos los centros de salud.

Tras el anuncio realizado por el Ministerio de Salud, unas 30 mil dosis de vacuna contra la hepatitis B, fueron distribuidas en la provincia, esta vez ampliando el espectro de aplicación a aquellas personas mayores de 20 años, que no cumplieron con su aplicación al nacer. El objetivo es disminuir al mínimo la población en riesgo.

Desde esta semana, comenzará la aplicación de la vacuna contra la hepatitis B a todas aquellas personas mayores de 20 años, que nunca cumplieron con el Calendario Oficial de Vacunación, abarcando esa franja etaria que hasta ahora, no había sido inmunizada cuya aplicación se realizará en tres veces: la dosis inicial, una dosis a los dos meses y una tercera a los seis meses.

 

¿QUÉ ES LA HEPATITIS?

La hepatitis es la inflamación del hígado provocada por infección de un virus, y más raramente por intoxicación. El síntoma principal es la ictericia (coloración amarilla de la piel). Como consecuencia de la inflamación, se bloquea el paso de la bilis que produce el hígado al descomponer la grasa, y se altera la función del hígado. Cuando una persona contrae hepatitis, el hígado se inflama y deja de funcionar correctamente. Los virus responsables, por su parte, son gérmenes y hacen que la enfermedad, en sus tres tipos más habituales, A, B y C, se contagie de una persona a otra; se denominan, respectivamente, virus de la hepatitis A, virus de la hepatitis B, y virus de la hepatitis C.

SÍNTOMAS DE HEPATITIS B

Los síntomas de la enfermedad son comunes a las formas de hepatitis A, B y C. La persona que contrae cualquiera de las formas de hepatitis, A, B o C, acostumbra a sentirse como si tuviera la gripe. Hay síntomas que aparecen siempre, y otros que sólo los presentan algunas personas. Otras, incluso no presentan ninguno. De cualquier forma, si se presentan algunos de los trastornos que siguen a continuación, lo aconsejable es acudir al médico. Si éste sospecha que puede tratarse de hepatitis, seguramente hará una prueba sanguínea.

Síntomas habituales

Cansancio
Náuseas
Fiebre
Pérdida del apetito
Dolor de estómago
Diarrea

Síntomas que sólo presentan algunas personas

Oscurecimiento de la orina
Excrementos de color claro
Color amarillento de ojos y piel (ictericia)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here