Lo decidió la Cámara de Casación. El represor estará preso en su casa hasta que el fallo quede firme en las instancias de apelación. El beneficio había quedado revocado al ser condenado por delitos de lesa humanidad por un tribunal oral.

El ex jefe del Tercer Cuerpo del Ejército en la última dictadura militar, Luciano Benjamín Menéndez, gozará del beneficio del arresto domiciliario en Córdoba hasta que quede firme la sentencia a prisión perpetua en su contra dictada por un tribunal oral por delitos de lesa humanidad, resolvió hoy la Cámara de Casación Penal.

La decisión fue tomada por la sala III del máximo tribunal penal del país debido a que el fallo contra el represor aún no quedó firme por estar apelado ante Casación y porque es mayor de 70 años, según la decisión judicial a la que accedió Télam.

«Hasta que el fallo no adquiera firmeza, los jueces no pueden variar las circunstancias existentes» antes de la condena, consideró la camarista Angela Ledesma en el voto que acompañó la decisión de sus colegas Eduardo Riggi y Guillermo Tragant.

Menéndez gozaba de arresto domiciliario por su edad y condiciones de salud cuando fue sometido a juicio oral en la causa conocida como Brandalisis en Córdoba ante el Tribunal Oral Federal 1.

Ese tribunal primero dispuso alojarlo en una dependencia militar durante el debate y luego, al condenarlo, le revocó el arresto domiciliario y lo envió a una cárcel común.

Esta decisión fue ahora revocada por Casación que ordenó retrotraer la situación a la decisión tomada en el 2003, cuando la Justicia de instrucción le dio arresto domiciliario.

Para Casación, hasta el que el fallo sea confirmado por una instancia superior última, Menéndez debe ser considerado un procesado con prisión preventiva bajo arresto domiciliario.

La Cámara, recordaron, sostuvo en fallos anteriores que «mientras no adquiriera firmeza la sentencia condenatoria que se dictare no procedía disponer el encarcelamiento del imputado, variando el status quo del que venía gozando con anterioridad al dictado de la misma».

Además, se tomó en cuenta un informe de la Junta del Hospital Nacional de Clínicas donde se aconsejaba «reestablecer el beneficio» por razones de salud.

El 24 de julio de 2008 Menéndez fue condenado a prisión perpetua en la causa conocida como Brandalisis, el secuestro y asesinato de Humberto Brandalisis ocurrido en noviembre de 1977.

Brandalisis junto a Hilda Palacios, Carlos Lajas y Raúl Cardozo fueron secuestrados y trasladados al Centro Clandestino de Detención «La Perla», que dependía del Tercer Cuerpo del Ejército, donde fueron torturados y asesinados.

Casación ya concedió en resoluciones anteriores el arresto domiciliario a otro condenado en este juicio, el coronel retirado Hermes Rodríguez, quien recibió una pena de 22 años de prisión que aún no está firme y por eso volvió a su casa de Mendoza, en marzo pasado.

(Telam)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here