Decenas de miles de alumnos universitarios y de enseñanza secundaria, apoyados por profesores, sindicatos y organizaciones sociales, volvieron a ocupar este martes 28 de agosto las calles de Santiago de Chile reclamando mejoras en el sistema de educación pública.

La marcha en la capital se repitió en otras ciudades de Chile: Concepción, Temuco, Punta Arenas, Valparaíso, Viña del Mar y Antofagasta.

La jornada ha tenido un carácter relativamente tranquilo, algo poco habitual en estas manifestaciones. Según la Policía, hubo solo incidentes aislados cuando varios encapuchados lanzaron piedras y palos a los carabineros, lo que sirvió de motivo para dispersar a los manifestantes. Aún no hay información oficial sobre el número de arrestados en esos incidentes.

Según la Confederación de Estudiantes de Chile (Confech), en la marcha por la capital participaron unas 150.000 personas. Según la Policía, no había más de 50.000 manifestantes. A pesar de este baile de cifras, la vicepresidenta de la Confech, Camila Vallejo, acentúa que esta movilización ha mostrado el poder estudiantil de convocatoria: «Hoy día hay una mayoría del pueblo que está luchando por un objetivo en común, que es recuperar nuestro derecho a la educación pública, gratuita y de calidad para todos los chilenos».

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here