Las FARC exigen la presencia de Piedad Córdoba para liberar a Moncayo

El pedido se produce días después de que el presidente Alvaro Uribe negara la participación de cualquier político local en el proceso de entrega del cabo del Ejército, rehén hace 11 años. Sin embargo, el grupo guerrillero consideró a la senadora «indispensable» para el éxito del operativo.

Las FARC exigieron hoy la presencia de la senadora opositora Piedad Córdoba para concretar la prometida liberación unilateral del cabo del Ejército Pablo Moncayo, al que mantienen como rehén desde hace 11 años.

Córdoba integra el grupo Colombianas y Colombianos por la Paz, que mantiene diálogo con las FARC y aboga por el intercambio humanitario y la solución pacífica al conflicto armado interno de Colombia.

El pedido de las FARC surge días después de que el presidente Alvaro Uribe negara la participación en esa liberación de cualquier político local y considerara suficiente la intervención del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) y de la Iglesia Católica.

Antes de que Uribe informara sobre esta limitación, el padre del rehén, Gustavo Moncayo, había acusado al gobierno de «demorar» la creación de condiciones para que la liberación de su hijo sea posible.

Las FARC dijeron que para materializar la entrega de Moncayo consideran «indispensable» la presencia de la senadora Córdoba «como garantía de transparencia en los operativos, así como del profesor Gustavo Moncayo» y «de la señora madre del mayor Guevara en la entrega de los restos de su hijo».

La organización guerrillera anunció el 16 de este mes que estaba dispuesta a liberar a Moncayo y a entregar a sus familiares los restos del mayor de policía Julián Guevara, muerto en cautiverio en 2006.

«No tenemos objeciones a la presencia del CICR y de la Iglesia, solo que la consideramos insuficiente, como ya lo señalamos», afirmaron las FARC en una carta dirigida a Colombianos por la Paz y divulgada hoy por la agencia Anncol, un sitio de internet que habitualmente difunde información del grupo guerrillero.

Las FARC también exigieron que se conozcan «pública y previamente» los «protocolos que garanticen la seguridad de las unidades guerrilleras participantes» en la liberación del suboficial, para evitar el acoso militar verificado en liberaciones pasadas.

En su misiva, las FARC también le pidieron a Colombianos por la Paz «analizar si los pactos militares firmados en días pasados por los gobiernos del Brasil y Colombia pudiesen interferir de alguna manera y si, llegado el caso, fuese necesario tocar otras puertas» para facilitar la liberación.

También reiteraron el compromiso de cumplir con lo anunciado y se manifestaron «pendientes sobre las decisiones que en torno a garantías y logística se produzcan para ir precisando fechas y agilizando los detalles finales».

Además de la liberación de Moncayo y de la entrega de los restos de Guevara, las FARC prometieron divulgar pruebas de supervivencia de otros 21 policías y militares que mantienen secuestrados.

(Telam)