Seguidores del Rey del Pop montan guardia permanentemente para expresar su dolor. AP El mundo sigue llorando a Michael Jackson. Los tributos. Ayer se le realizó la primera autopsia y se cree que la causal de su muerte puede tener relación con el abuso de medicamentos. Luces y sombras de una muerte misteriosa.

La autopsia de Michael Jackson se desarrollaba ayer en Los Ángeles mientras se sucedían las especulaciones sobre el posible papel de los medicamentos en su muerte y el mundo lloraba la desaparición del “rey del pop”, de 50 años.

Jackson sufrió un paro cardíaco el jueves en su mansión de Bel Air, al oeste de Los Ángeles, y fue hospitalizado de urgencia antes de ser declarado muerto, una noticia que rápidamente sacudió al mundo.

Ayer, el instituto médico legal de Los Ángeles realizaba la autopsia del ídolo, mientras crecía la especulación sobre la causa de muerte del músico, cuya carrera se vio empañada por sus extravagancias en público, su transformación física y múltiples acusaciones de abuso sexual de menores.

Un vocero del instituto médico legal del condado de Los Ángeles, Ed Winter, indicó que los resultados podrían demorar de “seis a ocho semanas”.

Por lo pronto la policía detuvo al médico Conrad Robert Murray, cardiólogo que habría estado con Michael Jackson en el momento de su deceso, para que prestara declaración. El profesional era buscado, pero se encontraba inubicable en las últimas horas. Sospechas indican que él aplicó al cantante la inyección que pudo haberle causado la muerte. Era la única persona que se encontraba con el artista cuando le sobrevino el paro cardíaco.

El abogado de Jackson, Brian Oxman, dijo que él y miembros de la familia del cantante habían manifestado preocupación por el uso de medicamentos por parte de Jackson. “Sé que Michael estaba ensayando y trabajando duro para estar en forma para actuar en Londres”, dijo Oxman.
“La familia intentó muchas veces y yo hablé con miembros de su familia y le dije ‘si (…) Michael perece debido a medicamentos, si un día nos despertamos y está muerto debido a esto no me callaré, hablaré y hablaré fuerte’”, indicó.

El sitio de Internet especializado en las celebridades TMZ.com -que tuvo la primicia de la muerte de Jackson- informó ayer que a la estrella se le había administrado una inyección del potente analgésico Demerol, aproximadamente una hora antes de que perdiera la conciencia. Miembros de su familia dijeron a TMZ que la dosis fue “demasiado”.

El amigo y ex manager del cantante, Takek Ben Amar, calificó de “criminales” a los médicos que, según él, aprovecharon que era un “hipocondríaco” que tomaba muchos medicamentos.

“Está claro que los criminales en este caso son los médicos que lo atendieron a lo largo de su carrera, que destruyeron su rostro, que le dieron medicamentos para calmar los dolores”, dijo Ben Amar a la radio francesa Europe 1.

“El no podía dormir, por eso tomaba somníferos. Era un hipocondríaco y nunca se sabía verdaderamente si estaba enfermo, porque estaba rodeado de médicos charlatanes que vivían de esa enfermedad, que le facturaban miles y miles de dólares de medicamentos, de vitaminas (…)”, agregó el productor.

Un tributo de escala planetaria

La noticia sobre la muerte de Jackson generó una avalancha mundial de tributos.
“No he parado de llorar por la triste noticia. Siempre he admirado a Michael Jackson. El mundo ha perdido a uno de sus grandes, pero su música ¡vivirá por siempre!”, dijo la diva del pop Madonna en un comunicado.

La primera esposa de Jackson, Lisa Marie Presley, hija de Elvis Presley, indicó a MTV News: “Estoy tan triste y confundida (…) Tengo el corazón roto por sus hijos, que sé que eran todo para él, y por su familia”.

El productor de rap Sean Combs escribió: “Michael Jackson me enseñó que realmente puedes ver el beat (el ritmo). ­É l hizo que la música cobrara vida. Me hizo creer en la magia”. El cantante John Mayer, por su parte, dijo. “Una de las grandes tendencias de nuestro ADN cultural nos ha dejado. Descansa en paz, M.J.”

También el político y ex candidato presidencial reverendo Jesse Jackson aludió al talento y a los problemas del cantante. “Se acabó nuestra alegría, a él se le acabó su sufrimiento”, comentó Jackson en la radio.

Los fanáticos del cantante se reunieron espontáneamente en diversos lugares del mundo. En su estrella en el Bulevar de la fama, en Hollywood, sus admiradores dejaban flores o peluches y encendían velas.

También hubo manifestaciones de dolor frente al Apollo Theatre de Nueva York, donde los Jackson Five comenzaron su carrera musical cuando Michael era un niño pequeño, para rendir tributo y cantar sus canciones.

Y, por supuesto, los discos del “Rey del Pop” dispararon sus ventas y hoy ocupan 14 de los primeros 20 puestos en la lista del sitio online Amazon.co.uk. Está claro: la música de la “bestia pop” lo sobrevivirá.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here