Cristina recibió a Evo Morales y a Fernando Lugo y les entregó la Memoria Final de la demarcación del límite internacional entre sus países. Así, concluyó formalmente el conflicto fronterizo que mantenían desde la Guerra del Chaco, hace 70 años, en la que murieron al menos 100.000 personas. La Presidenta dijo que el conflicto bélico «tuvo olor a petróleo» y celebró «la unidad latinoamericana».

 

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner afirmó hoy en la Casa de Gobierno en el acto del acuerdo limítrofe final entre Bolivia y Paraguay que «estamos ante un verdadero momento histórico al entregar la memoria final de lo que constituyó la labor de la comisión demarcatoria de límites entre Bolivia y Paraguay».

Cristina recordó que Evo Morales es doctor honoris causa de la Universidad Nacional de La Plata y expresó que si él y Fernando Lugo hubiesen sido presidentes en la década del ’30 «no hubiera habido guerra entre ambos países», a la vez que indicó que aquel conflicto «tuvo olor a petróleo, como tantas otras».

La Presidenta afirmó además que «lo importante es lograr la unidad en la diversidad» y añadió que «ello sucede hoy en la América del Sur y es lo más meritorio».

«Hay algunos que van a querer al viejo orden, es decir, la ausencia del Estado, que permitió el auge de las privatizaciones.

Finalmente, la historia y el peso específico de la realidad puso las cosas nuevamente en su lugar, porque es impensable construir el progreso latinoamericano sin la presencia de los Estados», dijo Cristina.

Por su parte, el presidente de Bolivia, Evo Morales sostuvo que «hoy es un día histórico para nuestros pueblos» y saludó la gestión realizada por Argentina «para que Bolivia y Paraguay, pudiesen terminar con este tema en paz».

Evo afirmó que «seguramente si este conflicto se hubiese suscitado con Lugo y conmigo como presidentes, no habría habido guerra».

Además, aseguró que el «intervencionismo y militarismo» no son «soluciones para nuestros pueblos» y dijo estar «convencido» de que junto con la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y su par de Paraguay, Fernando Lugo, «podemos decir que sí es posible un mundo sin guerras».

Morales gradeció a la presidenta argentina «por el trabajo solidario con los pueblos de Bolivia y Paraguay» y aseguró que los tres mandatarios «estaremos siempre juntos trabajando, ayudándonos, complementándonos, en beneficio de nuestros pueblos».

Asimismo, el presidente de Paraguay, Fernando Lugo, dijo que espera que la firma del acuerdo limítrofe final «sirva para que nunca más las apetencias externas nos enfrenten».

Lugo sostuvo que ambos países “tienen un destino de grandeza que empezamos a compartir» y dijo que este acuerdo debe ser «un aliento a la gesta de integración por lo que lucharon nuestros libertadores».

(Telam)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here