entrega de vivienda en saravia 800En conferencia de prensa, el ministro de la Producción, Raúl Mercau y el ministro de Infraestructura, Francisco Pérez; presentaron un ambicioso plan de vivienda para cubrir necesidades de 7.700 familias.

El anuncio consiste en la creación de un instrumento financiero, que hace líquidos los fondos de futuros cobros hipotecarios. De este modo se puede adelantar la construcción de 7.700 viviendas de familias que están inscriptas desde el 2002.

Los funcionarios estuvieron acompañados por los ministros de Hacienda, Adrián Cerroni y el de Gobierno, Mario Adaro; además del director del Instituto Provincial de la Vivienda, Carmelo Simó.

La propuesta consiste en crear un fideicomiso de $650 millones que se podrá pagar con el flujo de los pagos de las hipotecas. La unidad de negocios “Nación Fideicomisos” del Banco Nación emitirá un bono que colocará en el mercado. La garantía de los mismos serán las hipotecas de las casas a construir, siendo los adjudicatarios los principales deudores y no la Provincia.

En el caso de que la tasa de recupero sea superior al 30%, el decir que más del 70% de propietarios no paguen su crédito el faltante se compensará con el Fonavi (Fondo Nacional de Vivienda, proveniente de la nación).

Mercau indicó que “es un instrumento financiero por el cual se crea un fideicomiso de manera de poder hacer líquidos los fondos provenientes de las hipotecas. Lo que se hace es apartar un activo para cumplir con ciertos puntos específicos. En este caso el activo es el flujo futuro que se cobrará con las hipotecas. Esto se hará a través de Nación Fideicomisos».

Para capitalizar inicialmente el fideicomiso, el proyecto contempla la emisión de un «valor representativo de deuda (VRD) -un bono- a un interés de 15,5% el primer año, y luego de 10%». En caso que el mercado tome sólo una parte de los títulos, el remanente será absorbido por la Anses.

En cuanto al rol que asumirá el IPV, será de ente ejecutor con un perfil estrictamente recaudador. «El recupero que se produce con las cuotas mensuales va destinado al fideicomiso. Por eso el que no pague se lo desaloja o se ejecuta la hipoteca», remarcó Francisco Pérez, ministro de Infraestructura.

Los beneficios que trae este proyecto son varios entre ellos:

• Se generarán 11.500 empleos directos y 51.590 empleos indirectos en todo el territorio mendocino.

• El fideicomiso puede seguir funcionando con nuevas operatorias.

• Reactivará la economía en las empresas y los trabajadores.

• Beneficios sociales: disminuye la demanda insatisfecha de viviendas; mejora la calidad de vida, menor presión sobre precios de los alquileres.

• Desarrollo territorial: hay proyectos para los 18 departamentos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here