Reununcia de Michetti: Aprobada

La Legislatura porteña aprobó anoche la renuncia de la vicejefa de Gobierno de la Ciudad, Gabriela Michetti, a su cargo para dedicarse de lleno a su candidatura a diputada nacional del PRO por la Capital Federal en una votación que registró la abstención de todos los bloques opositores.

La dimisión de la funcionaria macrista, anunciada el lunes pasado, consiguió 24 votos positivos provenientes del bloque del PRO y 27 abstenciones de las bancas de la oposición, entre ellas, el Frente para la Victoria, Diálogo por Buenos Aires y la Coalición Cívica.

El texto de la renuncia, que ingresó en la mañana del jueves en el Parlamento, fue analizado en calidad de «asunto entrado» y no como una resolución, tal como lo pretendían los bloques de la oposición.

«Mi renuncia se funda en mi convencimiento de la necesidad de participar como candidata a diputada nacional en el proceso electoral en curso», sostiene la misiva de Michetti, y agrega que «la decisión nace de mis convicciones».

En la sesión, el encargado de sostener los argumentos de Michetti para dejar el Ejecutivo y meterse en la campaña fue el titular del bloque PRO, Oscar Moscariello, quien aseguró que «la decisión fue para consolidar el proyecto de Propuesta Republicana en el Congreso de la Nación».

Además, el vicepresidente primero de la Legislatura, Diego Santilli, resaltó, en un encendido discurso, que Michetti «fue una vicejefa que siempre buscó el diálogo» y agregó que «desde el PRO la vamos a extrañar».

Por su parte, los bloques de la oposición -entre ellos el Frente para la Victoria, la Coalición Cívica, el Socialismo, la izquierda y los ibarristas- se abstuvieron durante la votación que se realizó a mano alzada.

En tanto, Diego Kravetz, titular del bloque K en la Legislatura porteña, sostuvo que «los fundamentos de la dimisión son una falta de respeto, no sólo al conjunto de los porteños que la votaron hace casi dos años, sino a sus compañeros del PRO en el Congreso cuando deja entrever que, por ejemplo, como Pinedo es un inútil, es ella quien tiene que sacrificarse yendo ahí para defender los derechos de los vecinos de la Ciudad».

«Si los porteños la llegasen a elegir, esperamos que trabaje y esté a la altura de las circunstancias. La verdad es que este año y medio en la Legislatura, y aunque la Constitución de la Ciudad lo ordene, gracias si apenas presidió un par de sesiones desde que asumió», aseguró el diputado porteño.

Enrique Olivera, de la Coalición Cívica, destacó que el bloque que preside, si bien aceptó la renuncia indeclinable «porque es un derecho personalísimo», advirtió que los motivos «resultan verdaderamente inadmisibles».

«Michetti es la Presidenta de la Legislatura y la Vicejefe de Gobierno y como tal tiene la responsabilidad de evitar el riesgo de acefalía en la Ciudad de Buenos», concluyó.

El diputado del bloque Diálogo por Buenos Aires Gonzalo Ruanova señaló que «la historia de Michetti es la de la vicejefa que no fue, la que no se hizo cargo de los problemas de la gestión y la que nos relató los problemas de la ciudad como si sólo fuera una vecina más».

Diana Maffía afirmó que «no es congruente que diga que va al Congreso a defender la autonomía de la Ciudad y sus instituciones mientras está afectando una muy importante: la vicejefatura de Gobierno que preserva el poder en caso de acefalía».

Finalmente, la socialista Verónica Gómez planteó su preocupación por el manejo que Michetti hace de la autonomía porteña al sostener que «como si fuera poco, implícitamente reconoce en la justificación de su candidatura que su gobierno y los diputados nacionales del macrismo no hicieron nada para que el proceso autonómico avance y se profundice».

(Telam)