Lo confirmó la propia legisladora de la Coalición Cívica, quien afirmó que «venía de una cena y prácticamente no había tomado nada porque el vino era de bastante mala calidad». El ministro Aníbal Fernández dijo que «la primera conclusión es que no hay que manejar alcoholizado, y la segunda es que la ley es pareja para todos”.

La diputada de la Coalición Cívica, Patricia Bullrich, contó que esta madrugada le secuestraron el auto por un control de alcoholemia. “Salía de un acto político y eran como las 2 de la mañana, me paran para un test de alcoholemia, y estuve como tres horas porque primero me dio positivo y después negativo”, contó en declaraciones a Radio 10.

“Como me dio uno positivo y después negativo, me secuestraron el auto”, explicó. La diputada aseguró que “prácticamente no había tomado nada” porque el vino era de “mala calida”

Además, dijo que le va a discutir al fiscal. “Si me da positivo y después negativo con la misma máquina habrá que ver si el problema es mío o es un problema del mecanismo”, señaló Bullrich.

“Yo soy una persona muy conciente con estas cosas”, afirmó la diputada, y agregó: “Es bueno que todos estemos regidos por la misma ley”.

El hecho ocurrió a las 3 de la mañana en la Avenida Balbín y General Paz, cuando Bullrich regresaba de un evento político realizado en Vicente López.

Luego, en declaraciones a radio Mitre, el ministro de Justicia, Aníbal Fernández, se refirió a este episodio y dijo que “la primera conclusión es que no hay que manejar alcoholizado, y la segunda es que la ley es pareja para todos”.

(Telam)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here