Desarticularon un comando de ETA que estaba listo para cometer un atentado

La policía española arrestó a tres presuntos miembros de la organización separatista vasca. El secretario de Estado de Seguridad afirmó que “se encontraban en condiciones de actuar” pero aseguró que los detenidos no participaron en el último ataque perpetrado el viernes, en el que murió un alto jefe policial.

La policía española arrestó hoy a tres presuntos miembros de la organización separatista vasca ETA que estaban preparados para atentar en forma «inminente» en España.

«La detenciones de hoy son importantes porque tienen una finalidad preventiva. Se ha detenido a los miembros de un comando armado que se encontraba en condiciones de actuar; por lo tanto se ha evitado el sufrimiento y dolor de nuestros ciudadanos», aseguró el secretario de Estado de Seguridad, Antonio Camacho.

En una conferencia de prensa, dijo, sin embargo, que los detenidos «no están relacionados» con el último atentado de ETA, en referencia al asesinato de Eduardo Puelles, uno de los jefes de la lucha antiterrorista en el País Vasco, quien murió el viernes pasado en Arrigorriaga al explotar su auto por una bomba colocada debajo.

Los arrestados son Patxi Uranga Salbide, de 32 años, Olatz Lasagabaster Anza, de 30 años, y Ainara Vázquez Martínez, de 32 años, todos nacidos en San Sebastián.

En el marco del operativo policial, que se desarrollo durante la madrugada bajo la coordinación del juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, la policía incautó más de 75 kilos de material explosivos, indicó Camacho.

Uranga Salbide y Lasagabaster Anza fueron arrestados en un galpón industrial de la localidad guipuzcoana de Usurbil, que contaba con una primera planta, habilitada como vivienda, y una segunda donde fueron hallados los explosivos y numerosa documentación.

Por su parte, Aianara Vázquez Martínez fue detenida en Astigarraga, localidad vasca en la que se presentó como candidata suplente de las listas del partido ilegalizado Acción Nacionalista Vasca (ANV), en las pasadas elecciones autonómicas del 1 de marzo.

Camacho explicó que la policía nacional llevó a cabo un total de cuatro registros, en las localidades guipuzcoanas de Usurbil, Lasarte, Astigarraga y San Sebastián.

El secretario de Estado de Seguridad precisó que en estos registros se incautaron «más de 65 kilos de nitrato y 10 Kilos de polvo de aluminio; 25 metros de cordón detonante y diverso material destinado a la confección de artefactos explosivos».

También «material informático, computadoras, teléfonos móviles, uno juego de grilletes, walky talkies, propaganda de ETA y un manual de lucha callejera».

Los investigadores policiales consideran que los detenidos formaban un grupo no fichado de ETA, armado y con plena capacidad operativa y total disposición para ejecutar un atentado en cualquier momento.

«Nos encontramos una vez más con la detención de un comando de la organización terrorista armado y en disposición de actuar», destacó Camacho.

El número dos del Ministerio del Interior español apuntó que el operativo de hoy se suma a otros dos acciones «preventivas» que se llevaron a cabo en los últimos meses en Pamplona (Navarra) y Vitoria (País Vasco).

El 27 de octubre de 2008 fue desarticulado en Pamplona el comando «Hego Haizea», y la reciente captura en Francia de Jurdan Martitegui, considerado el último jefe del aparatado militar de ETA, permitió la detención en Vitoria y Bilbao de los miembros del comando «Aihur».

«En los tres casos se trata de comandos preparados para actuar que no habían empezado a llevar a cabo actividad terrorista en el territorio nacional», sostuvo Camacho.

El Ministerio del Inter)or español sitúa a los etarras detenidos hoy bajo las órdenes de Martitegui, cuya detención permitió descubrir varios planes futuros de ETA como una fuga de la cárcel de Huelva prevista para el verano y el asesinato del juez Garzón.

«Todos aquellos que forman parte de la banda terrorista o que pueden en algún momento pensar en integrarse en ETA deben tener muy claro que su único final es la cárcel», advirtió el secretario de Estado.

(Telam)